[Proyecto AN] Introducción

Schehrazada

En donde el narrador se presenta a sí mismo y explica las razones de su juego.

Me presento a los lectores. Mi nombre es Sir Richard Francis Burton. Para quienes no me conozcan, cosa poco probable por otra parte, pasaré a detallar mi distinguido currículum. Fui nombrado en 1866 caballero (sir) de la orden del imperio británico, cuando la Reina Victoria tuvo a bien condecorarme, en reconocimiento por mis servicios al imperio. El primer Ministro me encargó a su vez la tarea de velar por los intereses de la colonia de ciudadanos británicos, como cónsul en Damasco (1869), Trieste (1873), Santos y Fernando Poo. Ejercí de explorador de la Royal Geographical Society (RGS) y junto a John Hanning Speke viajé a África donde descubrí el lago Tanganica. También viajé por los Estados Unidos y parte de Brasil. Soy cofundador de la Sociedad Antropológica de Londres junto al Dr. James Hunt. Y dado mi don de lenguas, ya que si no lo sabes, hablo y domino veintinueve lenguas europeas, asiáticas y africanas, he destacado como traductor, y gracias a mi, el imperio británico, y por ende el mundo, me debe la primera traducción integral al inglés de Las mil y una noches y del Kama Sutra; soy reputado orientalista, y como no, héroe británico.

En mi juventud, expulsado de la Universidad de Oxford por indisciplina, si bien podría tratarse de una mancha en mi expediente fue justamente lo contraro, ya que movido por un ardiente deseo de aventuras, gracias a ello conseguí la aprobación de la Royal Geographical Society para una exploración de Oriente; consiguiendo además, no si antes pedir ciertos favores, la autorización del Consejo de Administración de la Compañia de las Indias Orientales para un permiso indefinido del ejército, como suboficial en el 18 Regimiento de Infantería de Bombay. Años más tarde confeccioné los mapas de la zona colindante al Mar Rojo por encargo del gobierno británico, interesado en el comercio con la zona, lo que me hizo obtener el agradecimiento de varios políticos. El tiempo que pasé en el Sindh me preparé lo mejor que pude para mi Hajj (peregrinación a La Meca y, en este caso Medina), y mi estancia durante siete años en la India, desde 1842 a 1849, me sirvieron para familiarizarme bastante bien con las costumbres y el comportamiento de los musulmanes y los pueblos orientales. Fue precisamente este viaje, iniciado en 1853 el que me hizo uno de los hombers más famosos de Inglaterra, y por ende en todo el mundo. Viajé en solitario para conocer la Meca, para lo que tuve que prepararlo minuciosamente, ya que mi vida peligraba en ello. Me tuve disfrazar de árabe, e incluso hacerme circuncidar para reducir más el riesgo de ser descubierto, proeza sobre la que escribí mi relato en “Mi Peregrinación a la Meca y Medina”.

Sin embargo, la doble moral victoriana me desagrada y disgusta en demasía. He sido frecuentemente denostado por la puritana sociedad británica por mantener puntos de vista poco ortodoxos sobre la sexualidad femenina y la poligamia, así como por haberme desposado con una ciudadana católica, francesa para más inri.

Todos mis viajes por el lejano oriente me permitieron conocer de primera mano, diversos cuentos populares, anécdotas y fábulas de origen persa, árabe, hindú y egipcio, recopilados y transmitidos oralmente a lo largo de los siglos de los siglos. Así que allí fue precisamente donde conocí “Las Mil y una Noches”, los mil y uno mejores cuentos de todos los tiempos, con permiso de Hans Christian Andersen. Con la publicación de este juego narrativo que tienes en tus manos (que aquí dedico humildemente a las dos personas más importantes que en él aparecen: a saber, yo mismo y a la memoria del califa Harun al-Rashid) pretendo proporcionar a aquellos que hablan y denostan a mis espaldas para que se cuenten entre ellos, refugiándose en la privacidad de su hogar, historias asombrosas sin que sea necesaria mi presencia, y puedan evadirse de sus problemas cotidianos y de sus barreras sociales sin tener que dar explicación de ello a nadie. Pues precisamente de eso trata este juego narrativo. Este es un juego de contar historias, cada una de esas historias estará basada en “Las Mil y Una Noches”, y no hay ningún límite para la imaginación. Disfruta con todas ellas y las que tú te inventes.

Comparte este post a tus amigos con:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.