Próxima Obertura

Por fin pude jugar ayer una partida a Próxima Obertura. Era uno de los juegos malditos, siempre que decía de jugar a él, se acaba por no quedar. Así que quede constancia de mi reseña.

Se trata de un juego de Oriol Comas y Jep Ferret, diseñado con motivo del Año del Comercio de 2006. El objetivo del juego consiste en abrir tiendas en una calle comercial; aquel que inaugure mayor número de tiendas contiguas o del mismo tipo de tienda, y con el mejor surtido de productos, al final de la partida será el vencedor.

COMPONENTES

Los componentes son notables. El grafismo y las ilustraciones las encuentro originales para el juego y sin duda lo mejor del juego. La caja es rígida al igual que el tablero, y de una calidad excelente. Las baldosas de los multiplicadores (impulso comercial) son de cartón, y hay que tener bastante cuidado a la hora de poner las peanas porque se levanta el papel, vienen bastantes justas. Luego hay un pequeño tablero del mismo cartón que los impulsos comerciales donde llevar buena cuenta del tipo de tiendas abiertas con unos marcadores redondos de madera. Las cartas tienen un tamaño no estándar lo que hace que no se le puedan poner fundas. Cada carta representa un tipo de producto. Hay 125 divididas en 5 tipos de tienda (electrodomésticos e informática, alimentación, menaje, equipamiento personal y ocio). Dentro de cada tipo de tienda hay 25 cartas divididas en 5 grupos cartas numeradas del 1 al 5 con cinco tipos de productos diferentes.

DESARROLLO DEL JUEGO

Empieza el jugador que sea el último jugador que haya entrado en una tienda. Cada jugador en su turno hace las acciones que considere pertinente (hay dos obligatorias) y cuando termine pasa el turno al jugador de la izquierda.

Un jugador en su turno puede comerciar, abrir una tienda o mejorar una tienda ya existente. Y obligatoriamente debe tirar los dados y robar tres cartas del montón.

Hay dos tipos de comercios: entre jugadores y con la banca. En su turno un jugador puede hacer uno de los dos.

Entre jugadores el comercio se hacen públicamente. El jugador activo pide cartas de dos tipos de tienda y los demás jugadores le hacen su oferta con una o más cartas. El jugador activo elige una carta de uno de sus oponentes y le ofrece una carta a cambio. Si llegan a un acuerdo genial.

Luego, también puede descartarse 3 cartas de su mano y elegir una de las cuatro cartas que se encuentran boca-arriba a la vista de todos (un poco rollo ticket to ride).

Para abrir una tienda se necesitan 4 cartas de productos diferentes y del mismo tipo de tienda. Entonces ocupas uno de los espacios libres del tablero (jugando 4 o 5 jugadores hay 20 espacios) y coloca una de sus fichas de impulso comercial (multiplicadores x1, x2 o x3). Las únidas dos condiciones a la hora de abrir una tienda es que: no haya ninguna tienda del mismo tipo ni a los dos lados ni en los tres espacios de enfrente y que no haya 4 tiendas abiertas del mismo tipo (para llevar la cuenta se usa el tablero anexo con los discos de madera). Cada jugador puede abrir un número máximo de tiendas que depende del número de jugadores que haya en la partida, por ejemplo, con 5 jugadores solo puede abrir 4 tiendas.

Luego puede mejorar una tienda (no abierta en ese mismo turno). O lo que es lo mismo, puede añadir la quinta carta de producto que le falte en una de sus tiendas.

Y finalmente, se llevan a cabo las dos acciones obligatorias. Primero se lanzan dos dados especiales de forma que los jugadores de los colores que salgan roban 1 carta + 1 carta por tienda abierta. Y por último, el jugador activo roba 3 cartas del montón.

Ladrones

Hay unas cartas especiales, los ladrones. Estos cuando aparecen deben ser mostrados inmediatamente y repuestos. Y depende del número de ladrones que haya salido previamente los jugadores deben comprobar su mano de carta y descartarse las excedentes. Con 1 ladrón máximo se puede tener 12 cartas, con 2 ladrones en juego máximo 10 cartas y con 3 o más ladrones en juego 8 cartas.

FINAL DE PARTIDA

La partida finaliza cuando se abren un número de tiendas determinado por el número de jugadores que hay en la partida. Por ejemplo, con 5 jugadores cuando se abran 15 tiendas.

PUNTUACIÓN

Por cada tienda abierta se suman los valores de los productos y se multiplica por el impulso comercial.

Por haber abierto tiendas juntas o haber abierto tiendas del mismo tipo obtienes unos bonos. 10 puntos por 2 tiendas, 20 por 3 tiendas o 50 por 4 tiendas.

Y luego la mitad de los puntos (redondeando) hacia abajo por las cartas que se tiene al final de la partida en la mano.

Quien obtenga mayor puntuación es el vencedor. En caso de empate, gana el jugador que haya abierto la tienda con un mayor total.

Y esto es todo a grandes rasgos.

REGLAS

Las reglas están bien descritas y organizadas, y sobre todo magníficamente ilustradas con fotografías, pero hay cuatro puntos oscuros en las reglas en lo que no nos pusimos de acuerdo, pero tal vez porque al ser veteranos tendemos a buscarle punta donde no lo hay.

1) La forma de rotar el marcador de jugador no nos quedo muy claro. Tal y como se da a entender en las reglas no nos convencía, y me explico porque. Si el jugador de inicio de cada ronda siempre es el mismo, juega con ventaja, porque al final de cada ronda completa las 4 cartas que hay descubiertas se descartan y se juegan otras cuatro. Por tanto, ese primer jugador cuenta siempre con la ventaja de que tiene 4 nuevas donde elegir.

2) No nos quedo claro si en un mismo turno un jugador puede abrir más de una tienda si tiene cartas suficientes o puede mejorar más de una tienda. El eterno problema del una numeral (una y solo una) o adjetivo cardinal (refiriéndose a más de una).

3) En el ejemplo que aparece de la puntuación hay una errata con el jugador rojo. O es así, o no entendimos bien como se puntúa. Ver en la imagen relacionada con la puntuación cuarta y quinta columna de abajo empezando por la izquierda; en la foto se ve que hay dos tiendas rojas juntas pero no obtiene puntos por eso.

4) A la hora de puntuar por tiendas juntas ¿las tiendas que hay en los 3 espacios de enfrente se consideran contiguas? A la hora de abrir las tiendas se tiene en cuenta esta limitación pero a la hora de puntuar no queda claro y más bien me inclino a pensar que solo se puntúan por las dos de los lados, adyacentes a izquierda y derecha.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO

– La edición del juego. Es preciosa, y con buenos materiales. Aunque creo que las cartas se acabarán resintiendo.
– Su sencillez.
– Que sea un juego español, no se ven muchos.
– Que sea multi-idioma (español, catalán, francés e inglés). Así se deben hacer los juegos en España para poderlos vender fuera.
– Es un juego familiar.
– La temática es diferente, aunque supongo que también “obligada” por el tipo de juego que es y diseñado para el Año del Comercio 2006 en Barcelona.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO

– No hay mucho control del juego y dependes muchísimo del azar, tanto a la hora de robar cartas como a la hora de lanzar los dados. Si tienes la suerte de robar todos los turnos (en nuestra partida ocurrió, que el amarillo robaba si o si) no habrá quien te tosa. Si quieres que haya azar me parece bien, pero no que sea ilimitado. Se me ocurrió una forma de paliarlo y es utilizando una bolsa con X cubitos del color de cada jugador y sacar dos cada turno. Sigue habiendo azar pero un jugador no robará infinitas veces, como mucho robará X veces (los cubitos que hay).

– Que es un juego exponencial, y me explico. Si empiezas mal (y en muchas ocasiones no depende de ti, por el factor azar mencionado) no tienes nada que hacer, sobre todo porque poco a poco van limitando las cartas de la mano los ladrones, cada vez quedan menos espacios donde abrir tus tiendas y con los dados robas cartas adicionales por tiendas abiertas (si no tienes ninguna robas menos).

– La forma de jugar. Hay un factor parálisis enorme en el juego. Y nuevamente me explico. Los jugadores tienden a acumular las mejores cartas en su mano para abrir tiendas de 16-20 puntos, lo cual hace que la duración de la partida, según en el manual de 30 minutos, se multiplique por 3. Si, nuestra partida duró hora y media. Si bien es cierto que abrir tiendas malas rápidamente puede hacer que con los bonos entres en la partida, pero la diferencia al final es tan pequeña que tampoco creo que sea una estrategia ganadora.

CONCLUSIONES

Un juego bonito para un tipo de público familiar o que no tenga ganas de pensar demasiado. Es divertido y cumple su cometido. Tiene unas mecánicas sencillas que se explican y se entienden fácilmente, lo que hace que incluso puedas jugar con niños algo espabilados. El juego mas o menos funciona aunque los más veteranos se verán imposibilitados de planificar una estrategia a medio o largo plazo, ya que dependes en todo momento del azar, así que tendrás que pensar tu jugada, turno a turno. Mi valoración: un 6.

* Las fotos utilizadas en esta reseña han sido tomadas de BGG.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *