Klaus Teuber multiplicate por cero

Cuando pienso que este tipo ha diseñado auténticas maravillas como los ‘Colonos de Catan’, ‘Drunter und Drüber’, ‘Hoity Toity’ o ‘Barbarossa’… cuando recuerdo que ha diseñado un juego tan extravagantemente brillante como ‘Elasund’ o una emotiva rareza como ‘Gnadenlos!’ (un juego infravalorado que a mi me encanta),… me digo que no puede ser cierto. Que Klaus Teuber no ha podido volver a publicar un merdujo del calibre de ‘In Reich der Jadegöttin‘. Pero sí.

Claro que, ahora que me acuerdo, este señor genial en su pasado y extraviado en su presente ya diseñó unas cuantas vergonzosas adaptaciones de su vanagloriado Catan (me viene a la mente, por ejemplo, Settlers of Canaan), donde todo el renombre adquirido con este juego, quedaron para mi reducidas a cochambre y escombro, para así convertirse a golpe de cincel, en un oportunista, y alguien que quiere vivir de las rentas de unos pocos juegos el resto de su vida. Ojo, que lo considero lógico y loable, pero no lo comparto.

Conocí el trabajo del gran Teuber hará cosa de diez años cuando compré mi primer Settlers of Catan, y a estas alturas sigo preguntándome dónde está el sentido de exhibir y reinventar sin pudor el mismo juego (y hablo de Catan) hasta límites insospechables. Como narices tiene tanta jeta de vendernos el mismo juego (con mínimas variaciones) una treintena de veces, y lo peor, disfrutar con ello. Aunque claro si al Carcassonne le va bien, ¿por qué no le va a ir bien a él?

A Teuber le debe de hacer un montón de gracia. A mí, ni puta. Ya sé, ya, que este señor es considerado el padre de los eurogames, maestro de maestros, y que hay que besar el suelo por donde pisa, pero esto ya es de traca. Se auto-copia, se auto-homenajea y mejor hacerlo a lo bestia y sin ni siquiera disimularlo. Hace unos años saco Entdecker, un juego que paso sin pena ni gloria, y que a mi particularmente no me parecía demasiado malo. Como parece ser que no estaba muy contento con el resultado (y hablo exclusivamente de ventas o renombre, porque la fama cuesta), probó a a reeditarlo años más tarde, añadiéndole la coletilla de Exploring New Horizons; luego probó hace 3 años con Oceanía, un sucedáneo de este para 1-2 jugadores, con iguales o peores resultados. Pues bien, no se si le ha ido la mano con el pegamento o con el peyote, o como, pero pretender vendernos por cuarta vez la misma idea con el ‘In Reich der Jadegöttin’, a mi cuanto menos me parece moralmente deleznable, y que denota una falta completa de creatividad e interés por crear algo nuevo.

Y peor y más lamentable todavía, y lo que a mi realmente me fastidia, es que por culpa de señores como este, que se empeñan en vendernos la misma cosa mil veces y que tratan al aficionado como estúpido, hay otros (y estoy hablando de noveles) que no encuentran el hueco ni la oportunidad para ver publicadas sus creaciones, debido a que señores de talla y renombre de este, tienen copado el mercado. Porque seamos realistas, el nombre vende. Así que le recomiendo al gran Teuber que si ya se ha cansado de crear nuevos juegos que deje paso a otros, pero que no nos inundé con la misma cosa pintada de otro color. Y esto es lo verdaderamente triste: que nos conformemos con tan poco. ¡Váyase, señor Teuber!


Edito: Se ha debatido también sobre esto en la BSK:
http://www.labsk.net/index.php?topic=10431.0

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *