Froggy Land: segundo playtesting

Empieza a ser un juego de nota. Los que me conocéis podéis constatar que soy bastante exigente y cabezota, así que es una terna bastante buena para diseñar un juego, mayormente porque no paro hasta dar con una solución que me agrada.

Hoy pude probar el juego con Dacosta (jugamos una partida a 2 jugadores) y la cosa mejoró bastante. Ahora si he conseguido que el motor fluya como a mi me gustaría que fuera. Por lo pronto, se usan los dados de la charca y la gestión de los dados es mucho más quemacerebros. Luego, al obligar a que haya mínimo 5 fichas redondas la cosa está más divertida (por ejemplo, en la partida aparecieron 3 lechuzas). Vamos, estoy bastante contento con los avances.

Cosas que no me han gustado tanto:

Que resulta muy fácil tapar según que colores, lo cual hace que luego sea relativamente fácil hacer saltos larguísimos y enchufar ranas con muy poco esfuerzo. Tal vez habría que valorar la posibilidad de que solo se pueda llegar a la meta moviendo con un “1”. Igual así mejoraba la cosa. Posiblemente lo pruebe en las próximas partidas.

Tal vez habría que obligar a usar al menos un dado especial lanzado. O dicho de otra forma, al menos con uno de tus dados lanzados (os recuerdo que te regalan uno al principio de tu turno) estes obligado a realizar un avance. Dacosta sugirió esto y supongo que tiene razón.

Tal vez jugando con 2 jugadores hay demasiadas ranas neutrales. 6 son muchas. Igual habría que jugar solo con la mitad. Planteable.

La duración ha sido más elevada de lo esperado. Nos hemos ido por encima de los 45 minutos. Esto no se si es bueno o malo. También es cierto que era la primera partida de Dacosta y cuesta pillarle la picardía al juego. Habrá que medir esto en próximas partidas.

Cuando una rana llega a la meta, aparte de conseguir un dado extra para la reserva de su jugador, la reposición de la ficha por orden puede dar lugar a situaciones (o combos) demoledores. Pongo un ejemplo, si en la primera fila de nenúfares hay una ficha con icono de lechuza, la ficha que robes tiene bastante probabilidad de terminar allí, por tanto sacando una rana prácticamente consigues un beneficio directo (no te digo ya si es un dado extra, por ejemplo). No es que me parezca que este mal, pero hace que quien vaya ganando tenga todavía más ventaja, por tanto la distancia con sus perseguidores se amplíe. Me gustaría más que la cosa estuviera más igualada y con mayor tensión.

Dacosta también me ha sugerido meter fichas redondas negativas (en la actualidad son todas buenas) para evitar que sea una carrera por conseguirlas. Se me ocurre por ejemplo añadir una ficha de niño que quien la descubra elimina a la rana (y la manda de vuelta a la casilla inicial). La cuestión es: ¿desvirtuaría esto el juego? ¿no se convertiría también en lotería?

Y eso es todo. Los playtestings van viento en popa.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *