Café Race

El juego de carreras en la oficina a la hora del café.

Jugadores: 3 a 6
Edad: 8 años o más
Duración: 15 minutos

COMPONENTES

 

Caja

Más pequeña de lo que estamos acostumbrados. En la foto tenéis el Thurn und Taxi como referencia. Ideal para llevarla en la mochila. La calidad es sobresaliente (se asemeja bastante a las de Alea, para mi las mejores cajas de juegos que hay). La ilustración, maquetación y contraportada notables. Me encanta el color café elegido. Por poner alguna pega es que dentro no hay ningún tipo de bandeja, con lo cual tendrás que buscar algo para guardar los personajes junto con su peana (algún tipo de cajita o bolsitas ziplock).

Tablero de Juego

Desplegado tiene el tamaño aproximadamente de un DIN A4. El grafismo muy bueno. La calidad sobresaliente (casi llega a la calidad de los tableros de la antigua Avalon Hill). De lo mejor del juego. Quizás la única pega es que una vez plegado es algo más pequeño que el interior de la caja y baila un poco dentro.

Fichas y personajes

Nuevamente los dibujos de Bascu son notables. Quizás el grosor del cartón es bastante delgado en mi opinión y de bastante poco peso. El tipo de peanas no me gustan (esto es opinión personal) y tiene el problema de que la combinación al tener poco peso corra riesgo de volarse (problemas al jugar en exteriores en día algo ventoso, en Zaragoza algo habitual). Para mi lo peor del juego.

Dados

De 14mm (algo más pequeño de lo que nos tienen acostumbrados en otros juegos de mesa), de plástico y en varios colores. Normalitos. Nada que destacar.

Folleto de Reglas

Maquetada sobriamente, sin grandes alardes, y en varios idiomas (español, catalán, inglés, alemán y francés). Las reglas se entienden bastante bien en la primera lectura, y tiene a su favor que apenas ocupan 3 páginas. Me encanta el detalle de la mancha del vaso de café en algunas de las páginas. En el reverso tenéis una tabla de desempates.

EL JUEGO

Básicamente se trata de un juego de carreras. Cada turno se lanza una cantidad de dados negros igual al número de jugadores para generar las velocidades de las que se podrán hacer uso en el turno.

Luego, cada jugador podrá pujar por cada dado indicándolo secretamente con el dado de su color (en el juego básico) o mediante una subasta (en el juego avanzado). Aquél que más impulsos apueste (de 1 a 6) será el primero en elegir dado de velocidad, el segundo que más apueste será el segundo en elegir, y así sucesivamente.

Parte de la gracia del juego es que si no caes en un rellano tendrás que realizar una tirada de 2d6 y compararla con la suma de tu dado de impulsos más tu dado de velocidades. Si no logras igualar o superar esa suma con la suma de los resultados de los dos dados perderás un marcador de café. Si pierdes todos los marcadores a lo largo de la carrera (y comienzas con cinco) tendrás que volver al comienzo y empezar de nuevo la carrera.

Otra cosa interesante son los frenazos. En una casilla caben únicamente dos personajes y crean tapón, impidiendo el paso a los que van por detrás, que se verán obligados a detenerse en la casilla anterior y realizar un chequeo de equilibrio (aunque terminen en rellano).

Curiosamente me ha gustado más el juego básico que el avanzado. No le veo demasiado sentido a la subasta (en mi opinión, favorece la estrategia del sprint, ver en cosas que no me han gustado del juego).

Cosas que me han gustado del juego:

– Su sencillez.
– Su corta duración.
– Pueden jugar hasta 6 jugadores.
– Es ideal para gente no familiarizada con los juegos de mesa, y jugar en familia estas Navidades.
– Es un buen juego de relleno.
– Su tamaño y portabilidad.
– En cierta manera me recuerda a juegos tipo Ave Caesar.

Cosas que no me han gustado del juego:

– Hay una gran parte de azar (en ocasiones, demasiado).
– Quien se coloca en cabeza tiene muchísima ventaja, si esto lo unimos a que siempre hay alguien que comienza significa que cuando antes comiences la carrera mayor ventaja en el juego tienes.
– El recorrido es muy pequeño (esto favorece todavía además a los que comienzan antes).
– Creo también que se comienza con demasiado café. Incluso te puedes plantear la estrategia de mover siempre el máximo (si es 6, mejor) y pagar el café si fallas la tirada de equilibrio (no será el primer 12 que vea). Si además tienes suerte y puedes pillar algún rellano, mejor que mejor.
– Tiene poca rejugabilidad. No veo que sea un juego para estar jugando a todas horas a pesar de su corta duración.

CONCLUSIONES

No es un tipo de juego que a mi me guste especialmente (en mi opinión tiene poca “chicha”) pero entiendo que será un buen juego para otro tipo de gente que busca otro tipo de sensaciones en una partida.

En líneas generales un más que decente producto a un precio absequible (18 EUR) y más teniendo en cuenta que por apenas 3 euros menos venden un mazo de magic (el timo del siglo) y por un par de euros más (e incluso últimamente súmale 5 más) tenemos juegos de cartas en el que todos sus componentes son uno o dos mazos de cartas. Por su tamaño puede parecer caro pero si lo comparamos con el resto de juegos que hay en el mercado español no me parece para nada abusivo.

Ideal para regalar estas navidades a no jugones y perfecto como juego de relleno. Sus partidas son cortas e intensas y además tiene pocas reglas que explicar.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *