Revuelta en Roma

Revuelta en Roma

Roma es pequeño pero gran juego de cartas y dados diseñado por Stefan Feld, que en mi opinión, tiene elementos o mecánicas comunes con el Hera y Zeus, Battleline, y el juego de cartas de los Colonos de Catan que tan buenos ratos me ha hecho pasar.

La verdad que desde un principio Roma me llamó la atención porque artísticamente era insuperable. Nada más ver las ilustraciones de las cartas me enamoraron. La verdad que el trabajo de Michael Menze es extraordinario, y de una calidad insuperable. Este ilustrador lo conocí por sus trabajos en el 2004 en el Razzia! y el Jambo, y desde entonces le sigo la pista. Si a eso añadimos que todo juego que tenga que ver con Roma, ya me hacer verlo con otros ojillos, este juego tenía todo a su favor para acabar en mi ludoteca.

Sin embargo encontré una piedra difícil de salvar, y es que era de Queen Games, una editorial que no trago demasiado, ya que salvo el Wallenstein no he encontrado ningún juego que realmente merezca la pena, siendo la mayoría bastante mediocres, por no decir directamente abominables o vomitivos (y si incluyo entre la mierda al Alhambra, juego que no soporto, y que encuentro totalmente absurdo y aleatorio).

Así que, aunque engrosó parte de la lista de futuribles, en pedido tras pedido se quedaba fuera de la compra, posiblemente por este oscuro motivo: parafraseando al personaje que interpreta Dustin Hoffman en la película Rain Man: Queen Games es malo. Todo transcurría así. Hasta que Alan R. Moon me dio un tirón de orejas al nominarlo como mejor juego de 2005 en una Geeklist que publicó en BGG. Dije, ostras igual esta hasta bien y todo. Así que finalmente cayó en mi cesta de la compra.

OBJETIVO DEL JUEGO

El objetivo del juego es sencillo de entender, debes gobernar Roma, consiguiendo mayor número de puntos de victoria (PV) que tu oponente. Para ello deberás colocar tus cartas de una manera óptima en la zona de juego (divida en 8 casillas), y saber utilizar inteligentemente en cada turno de la manera más provechosa y óptima posible los tres dados (3d6) de acción que se lanzan.

Roma End Game

COMPONENTES

Antes que nada comento que en los últimos meses Queen Games/Rio Grande Games acaba de reeditarlo en una edición multilingüe que se llama simplemente “Roma” donde el texto de las cartas ha sido cambiado por iconos autoexplicativos (aunque la verdad que yo algunos no los entendía). Os comento esto, porque yo, por un fallo de logística o ignorancia, me compré sin saberlo la primera edición alemana que se llama “Revolte in Rome” donde todas las cartas tienen el texto en alemán, así que tuve que prepararme unas bonitas pegatinas para poder jugar al juego en cuestión. Un arreglo casero pero que incluso ha mejorado la edición original porque le añadí algún elemento interesante como el número de copias de cada carta. Simplemente os lo advierto para que o tengáis en cuenta, y no os fiéis de las imágenes que podréis encontrar por internet. ¡¡¡Son una trampa!!!.

Teóricamente la edición de Roma viene con reglas multilingües, digo teóricamente porque no la he tenido en mis manos para comprobarlo, de no ser así en la propia página de Queen Games puedes descargarte las reglas en distintos idiomas, incluido el español (aunque os adelanto que la traducción es algo lamentable, yo por ejemplo, tuve problemas en entender la carta de Cónsul, ya que en inglés no pone lo mismo que en castellano). El juego además viene con 55 cartas (32 Personalidades, 20 Edificaciones y 3 cartas en blanco para que crees tus propias cartas), 6 discos con las puntuaciones de los dados (de 1 a 6), 1 disco de recaudar dinero, 1 disco de robar cartas, 36 puntos de victoria (en fichas de 1 y 2 puntos), una cantidad de dinero (en monedas de 1, 2 y 5 sestercios), 3 dados de acción del color de cada jugador (3 rojos y 3 azules), y 1 dado blanco de batalla.

Los componentes son de una calidad excelente, y bastante agradables, pero sin embargo, la caja a pesar de que no es demasiado grande (tiene el tamaño estándar de los juegos de Queen Games), podría ser mucho más pequeña (con una caja la mitad de pequeña hubiera más que sobrado).

Roma

NÚMERO DE JUGADORES, DURACIÓN Y TEMÁTICA

Roma es un juego para 2 jugadores, así que has de contar con ello para tus futuras compras.

El tiempo de juego que indica la caja es de 30 a 45 minutos, y realmente es el tiempo que se necesita habitualmente para terminar una partida, pero puede darse el caso, sobre todo si la cosa esta muy empatada, que se supere con creces este tiempo, o por el contrario, si la cosa esta muy desequilibrada, que la partida acabe en prácticamente 10 minutos.

Mientras que la temática elegida no esencial para el juego, algo a lo que nos tienen acostumbrados los Eurogames, las acciones de las cartas ambientan la Roma clásica extremadamente bien. La ilustración y arte de cada carta es excelente, y ambienta el juego extraordinariamente. De hecho, es uno de sus puntos a favor.

DISPOSICIÓN INICIAL

Los discos de dados se ponen de lado a lado en orden consecutivo (del 1 al 6) con el disco de recaudar dinero en un extremo (delante) y el disco de robar cartas en el otro (al final). Esto representa el sencillo tablero de juego. Se reparten 4 cartas, 10 PV y los 3 dados de su color a cada jugador. El resto de las cartas forman un mazo de robo y se deja al lado del disco de robar cartas, mientras que las fichas de dinero y PV se dejan al otro lado, al lado del disco de dinero. El jugador más joven comienza.

Cada jugador guarda en su mano 2 cartas de las recibidas y da las otras 2 restantes a su oponente. El jugador de inicio entonces coloca cara-abajo sus 4 cartas en distintos discos de dados (por tanto 2 de ellos quedaran vacantes). El jugador oponente colocará sus 4 cartas boca-arriba en su lado de juego. Finalmente, el primer jugador dará la vuelta a todas sus cartas en su lado de juego, y el juego comenzará normalmente.

DESARROLLO DEL JUEGO

Al principio de sus respectivos turnos, cada jugador deberá pagar 1 PV por cada disco de dados vacante (en los que no tenga ninguna carta jugado debajo de él) en su lado de juego. Seguidamente lanzará sus 3 dados de acción. Con cada dado de acción, un jugador puede realizar una de las siguientes acciones: recaudar dinero, robar cartas, o activar una carta. Para recaudar dinero, colocas uno de los dados en el disco de dinero y el resultado del dado es el número de sestercios que se cobra. Para robar cartas, se usa un dado sobre el disco de cartas, y se roba ese número de cartas del mazo de robar, las miras, y únicamente te quedas con una de las cartas en tu mano, descartando boca-arriba el resto. Para activar una carta en juego, colocas un dado en su disco correspondiente, y se ejecuta la acción (el texto que viene indicado en la carta). Algunas cartas, como por ejemplo el Forum, necesitan dos dados de acción para poderlas usar, en tal caso colocas un primer dado para activar la carta en el disco correspondiente, y utilizas un segundo dado para el resultado. Además, hay una cuarta acción que puedes realizar que no requiere el uso de ningún dado. Se trata de poner en juego cartas de la mano. Para ello únicamente se ha de pagar su coste en sestercios, que viene indicado en la parte superior izquierda de la carta sobre una moneda. La carta puesta en juego se puede colocar, en tu lado de juego, debajo de cualquier disco vacante o como reemplazo de una ya jugada anteriormente, en cuyo caso la carta sustituida se descarta. Una vez terminas tus acciones, el turno pasa a tu oponente, y se continúa con esta sencilla secuencia hasta que se declare un vencedor.

El juego finaliza cuando sucede una de las 2 condiciones siguientes: Si un jugador llega a 0 PV, en cuyo caso resulta ser el perdedor, o si la reserva de puntos de victoria se agota, en cuyo caso, el jugador con mayor número de PV resulta el vencedor. Puede ocurrir, por tanto, que haya un empate técnico al final de la partida, algo que a mí particularmente, no me agrada demasiado. De todas formas no creo que sea muy frecuente, o al menos eso espero.

BATALLA

Existen tres cartas de personalidades (Legionarius, Velites, y Centurio) y una carta de Edificación (Onager, o catapulta) que permiten combatir cuando se activan. En una batalla, puedes atacar a una de las cartas de tu oponente (normalmente la que este enfrente, salvo que la carta indique lo contrario). Para ello lanzas el dado blanco de batalla y lo comparas con el valor de defensa de la carta oponente (que se encuentra en la parte superior izquierda de la carta sobre un escudo). Si el resultado del dado es igual o superior al valor de defensa indicado la carta resulta vencida y se debe descartar boca-arriba. Además, tanto los valores de ataque como los de defensa se pueden modificar por otras cartas en juego, como por ejemplo, la Torre.

ESTRATEGIA

En un primer vistazo, puedes sospechar viendo que en Roma dependes en todo momento de los resultados de los dados y de la suerte al robar cartas, que estás ante un juego en el que la suerte influye demasiado en los resultados finales, y que no sea más que un festival de dados, sin embargo, he encontrado que precisamente eso le hace ser un juego que funciona bastante bien, porque precisamente la gracia del juego consiste en saber reponerse y saber jugar con cada tirada de dados. Es posible que en algún momento puntual alguna acción se vea frustrada por una mala tirada de dados, pero en general, la suerte se ve atenuada por las numerosas opciones y estrategias disponibles a realizar en cada turno. Por eso en este juego no suele ganar quien más suerte tiene, sino aquel que sabe jugar mejor sus bazas. Es un juego en el que se toman decisiones constantemente, aquel que utilice más óptimamente los dados de acción resultará, con casi toda probabilidad, el vencedor.

También, se tiende a pensar que en este juego hay una estrategia vencedora, y hasta el momento, yo no he encontrado ninguna. Cada partida que he jugado ha sido diferente, y la estrategia a seguir, debido a la cantidad de variables que influyen en el juego, cambia en cada partida. La estrategia dependerá inicialmente de las cartas de inicio, tanto las suyas como las del oponente. Hay 17 tipos distintos de cartas de Personalidades y 8 tipos de cartas de Edificaciones. Cada una de ellas sirve para realizar una acción distinta (y por tanto única), de tal forma que, algunas cartas sirven para poder luchar y eliminar cartas del oponente, mientras que otras permiten manipular cartas, y esto es lo que dicta la estrategia; hay tantos tipos distintos de cartas, que cada jugador debe de encontrar la mejor combinación (pues no deja de ser un juego de combos) a la situación que sufre en cada momento. Cada carta, además, por muy estúpida o inútil que parezca, siempre hay un momento o situación en la que resulta especialmente útil. Simplemente hay que encontrar el momento propicio para usarla.

Sobre las cartas diré que hay mucha gente que se queja debido a la gran cantidad de tipos de cartas que hay no vendría mal que hubieran puesto el texto que realiza cada carta, en vez de los consabidos iconos. Así que, si no estás muy contento con tu edición siempre puedes utilizar mis pegatinas con la traducción de todas las cartas, y confeccionarte tu edición en español del juego. De todas formas, después de un par de partidas, lo más probable es que sepas lo que hace cada carta, pero claro todo depende de la memoria que tengas y con quién juegues.

Estoy seguro de que se trata de un juego que tiene infinidad de estrategias, y muchas de ellas ni siquiera las he descubierto todavía, pero dos de las tácticas básicas más utilizadas son: “la apisonadora romana” o “el muro de Adriano”.

La apisonadora romana consiste en atacar sin piedad a tu oponente, intentando eliminarle el mayor número de cartas posibles en cada turno, de forma que cada vez que le llegue el turno tenga que perder PV. Tu objetivo por tanto es hacer que tu oponente llegue a 0 PV, y por tanto resultar vencedor por este motivo. Por tanto, cartas como el Tribunis Plebis, Mercatusr, Sicarius, Gladiator, Nero, y las 4 cartas mencionadas de batalla mencionadas anteriormente son buenas para esta táctica en particular.

Mientras que el Muro de Adriano consiste en conseguir el mayor PV posible de forma que agotes la reserva de PV. En esta táctica, debes utilizar conjuntamente los Forum, con el Templum y la Basilica, y el Legat.

Ambas tácticas son demasiado obvias, tanto que posiblemente si te empecinas en usar una de ellas, despreocupándote de todo lo demás, lo más probable es que no resultes el vencedor, así que probablemente la táctica ganadora debe encontrarse en un punto intermedio: mantener un equilibro entre las cartas que te permiten conseguir PV y las cartas que permiten hacer perder PV a tu contrincante. Por eso la carta de Scaenicus (la que permite copiar otra Personalidad propia) suele ser bastante determinante. Aquel que logre adaptarse a cada situación que venga dándose en la partida, con casi toda seguridad, resultará el vencedor.

¿PROBLEMAS DE EQUILIBRIO?

Es habitual leer en BGG y en otros blogs que muchos jugadores veteranos se quejan de la Personalidad del Mercator y la Edificación del Forum, y que ambas son demasiado buenas y sobre todo determinantes respecto a las demás. Incluso el propio Stephan Feld o Mike Fitzgerald han sugerido unas variantes en BGG para solucionar este problema. A mi sinceramente, no me convencen ninguna de las dos.

En cuanto al Mercatus, que tiene la habilidad de dar 1 PV por cada Forum que tenga el oponente, no esta mal pero tampoco la considero especialmente determinante, sobre todo debido a su valor de defensa de 2, que suele ser pasto de los combatientes de tu adversario nada más bajar a juego. Es un claro objetivo de la furia de tu oponente.

En cuanto al Forum, que sirve para una vez que esta activado usar otro dado de acción para conseguir su resultado en PV, definitivamente es determinante. Por tanto si que hay que prestar especial atención a esta carta, sobre todo si la tiene tu contrincante. Si tienes la suerte de poderlo usar cada turno, está más que demostrado que acabarás resultando el vencedor. Además, es habitual verlo. Si eres lo suficientemente rápido o afortunado de conseguir un Forum en los primeros turnos, y tu contrincante no lo consigue, fácilmente la duración de la partida difícilmente traspasará la delgada línea de los 10 minutos. Si además, logras combinar los Forums con los Templum y Basílicas, la ganancia de PV es todavía mayor, así que se trata de una carta bomba. De todas formas, si ambos jugadores actúan en consecuencia y se dedican a eliminar los Forums de su adversario, la carta deja de resultar determinante. Así que ese es el truco. No darle la oportunidad a tu adversario de usarla. Ni más ni menos.

CONCLUSIÓN

Rara vez comparto la opinión de otros diseñadores y/o bloggers, pero en esta ocasión coincido al 100% con la opinión del ilustre Alan R. Moon, y es que no cabe duda de que posiblemente el Revolt in Rome sea el mejor juego del 2005 junto con el Kreta, aunque también he de reseñar que no he jugado todavía al Caylus para poder dar una opinión firme sobre el juego de moda. Pero si tenemos en cuenta que para mí el 2005 ha sido bastante nefasto en cuanto al mercado de los juegos de tablero que puedo resumir en “muchos, repetitivos (por no decir homenajes o directamente plagios) y faltos de innovación”, Roma obtiene un notable (la puntuación que le he dado en BGG es de 7 puntos) que para un juego de estas características es decir mucho a su favor. Posiblemente sea uno de los mejores juegos de relleno que puedas tener en tu ludoteca particular para este número de jugadores. Recomendable al 100%. Mi consejo es por tanto que corras a comprarlo a tu tienda habitual.

A FAVOR

Es difícil encontrar un juego para 2 jugadores que sea divertido, desafiante y adictivo. Roma lo cumple a la perfección. Los piques son continuos, las estrategias diversas y variadas, cada partida es distinta, y definitivamente crea adicción. Por tanto rivaliza perfectamente con cualquier juego para 2 jugadores de Kosmos.

Las ilustraciones de Michael Menze son soberbias. Sin ellas el juego posiblemente perdería punch.

Tiene una mecánica de juego innovadora, del que estoy completamente seguro que copiaran decenas de juegos en los próximos años. Seguro que crea escuela.

Su precio es realmente interesante, apenas cuesta 11 EUR.

EN CONTRA

En ocasiones puede resultar desesperante y tedioso. Si la partida esta muy pareja, lo que se denomina un empate técnico, la duración puede prolongarse hasta extremos insospechados. No será la primera partida de hora y media que veo o tengo conocimiento.

VARIANTES

Existen dos variantes de juego publicadas en BGG, una del propio diseñador del juego Stephan Feld y otra de Mike Delano. Además, como salen 3 cartas en blanco, una posibilidad que hay es diseñarte tus propias cartas para el juego, cosa que pienso hacer yo en cuanto tenga un rato libre. Si piensas hacer lo mismo te aconsejo que te descargues el diseño de las cartas del juego sin el texto en la página del diseñador.

ENLACES DE INTERÉS

Revuelta en Roma – Sitio oficial (con las reglas en español)
http://www.queen-games.de/Games/GameDet … ;gameid=41

Roma en BGG
http://www.boardgamegeek.com/game/16496

Variante de Mark Delano y Mike Fitzgerald
http://www.boardgamegeek.com/thread/97513

Revuelta en Roma – Pegatinas en español
http://www.boardgamegeek.com/fileinfo.php?fileid=15742

Revuelta en Roma – Resumen de las reglas en español
http://www.boardgamegeek.com/fileinfo.php?fileid=15040

Michael Menze, la página del ilustrador del juego
http://www.atelier-krapplack.de/
http://www.atelier-krapplack.de/Html/Gr_main-Rom.htm

Entradas relacionadas

5 Comentarios en “Revuelta en Roma

  1. Esta semana me pillé el juego y después de dos partidas he de decir que me ha encantado, pero nis surgió una duda y es: una misma carta puesta en juego, sobre la mesa, ¿se puede activar cada vez que obtengas el dado que así lo permite en cada turno? ¿O una vez activada debe de volver al mazo de deacartes?.
    Gracias, felicidades por el blog y un saludo!

  2. La carta una vez jugada queda sobre la mesa asignada a uno de los seis dados. Cada vez que saques ese resultado en uno o varios de los tres dados podrás activarla. La carta no se descarta nunca, salvo que sobreedifiques encima de ella, o lo que es lo mismo juegues otra carta, se lo asignes a ese mismo dado, y la intercambies.

  3. Buen día. Muy buena reseña de Roma, por ahora no he jugado pero tengo una dudas:

    1.- En el manual en la sección “Activación de una carta” dice lo siguiente
    Si varios dados presentan el mismo número de
    puntos, se puede activar el correspondiente número
    múltiple de cartas.
    ¿Quiere decir que si una carta se activa con el valor 3 y me salen dos veces 3 puedo activar 2 veces esa carta en el mismo turno?

    2.- Cuando se ataca una carta ¿Se puede atacar a cualquier carta o solo la que se tiene enfrente? He visto que algunas cartas especifican la de enfrente.

    3.- ¿Que sucede si tengo sin asignar cartas en los discos con valor 2 y 4 y éstos valores me salen en los dados?¿Pdríamos decir que solo me resta usarlos en conseguir cartas o dinero?

    Saludos y gracias.

  4. Buenas Lenin, hace mucho que no juego pero intento responderte de lo que me acuerdo.

    1) Sí, con dos treses, puedes activar el disco con el dado 3 dos veces.

    2) Depende del personaje. Hay unos que solo pueden atacar a la carta que tiene enfrente y otros a cualquiera. En la descripción de cada personaje en las reglas lo aclara.

    3) Exacto. Si no te salen valores donde tengas personajes/edificios asignados no te queda otro remedio que usarlos para conseguir cartas o dinero. También hay personajes/edificios que modifican estas tiradas con +/-1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *