#5: Diez juegos con reloj (o relojes) de arena

Por sugerencia de Nalekh. Hoy hablaré de aquellos juegos que tienen entre sus componentes al menos un reloj de arena, y que su uso  sea algo esencial para su desarrollo, y sin él, el juego no sería lo mismo.

1. Ricochet Robots. Cuatro robots se mueven por un almacén. Como no tienen frenos, deben servirse de obstáculos como los muros y los otros robots cada vez que quieren parar. Cuando se paran en un obstáculo, usan muelles para mover alejándose del obstáculo y pudiendo así girar. De vez en cuando reciben la orden de mover a uno de los 17 objetivos del almacén, y entonces los jugadores deben darles instrucciones de cómo llegar. Un jugador extrae una ficha aleatoria para determinar cuál será el siguiente objetivo y que robot debe llegar hasta él. Entonces los jugadores buscan mentalmente la manera más rápida de llegar hasta al blanco, empleando para ello uno o más de los robots. El jugador que descubra la ruta más corta recibirá una recompensa. Es uno de mis juegos favoritos por su elegancia (cuatro simples reglas que encajan a la perfección), su alta escalabilidad (funciona prácticamente igual de bien con cualquier número de jugadores), y su diversión.

2. Boggle. El Boggle es un juego de mesa diseñado por Allan Turoff y fabricado por la casa Hasbro y Parker Brothers. Está formado por una rejilla que contiene dieciséis dados con letras en sus caras. Al mezclarlos, queda una combinación única de letras en cada lanzamiento. Los participantes tienen tres minutos para formar el máximo de palabras posible. Cada palabra tiene que estar formada por dados adyacentes. No se permiten prefijos, argot ni siglas pero sí cualquier forma verbal o plurales. Las palabras repetidas entre los diversos jugadores no puntúan. Cuanto más larga es una palabra, más puntos. Al principio del juego se decide cuántas rondas se harán para decidir al ganador. No hay límite de jugadores posibles. Un juego de palabras que está entre mis favoritos de este estilo.

3. TAMSK. Se trata del segundo juego del proyecto GIPF, aunque posteriormente se reemplazo por TZAAR en el 2007. Se juega bajo permanente presión del tiempo. Ambos jugadores empiezan el juego con 3 relojes de arena y 32 anillos.  Los relojes son las piezas del juego; el objetivo es deshacerse de tantos anillos como sea posible. Cada turno debes mover uno de tus relojes y darle la vuelta; después juega un anillo en el nuevo espacio. Cuantos más espacios visites, más anillos podrás jugar. Pero cuantos más anillos juegues mas difícil será mover tus relojes. Sigue atentamente tus relojes; ¡cada uno al que se le acabe el tiempo se pierde! TAMSK introduce el tiempo como un elemento estratégico substancial. Si estás preparado para pensar rápido y jugar velozmente sin perder el control, entonces tienes posibilidades. Los juegos del proyecto GIPF no suelen decepcionar.

4. Time’s Up!. Versión comercial del juego popular Celebrities. Es un divertido y sencillo party game.  Tu objetivo: tendrás que hacer adivinar personajes famosos, reales o ficticios, a tus compañeros de equipo.  Empieza por describirlos sin nombrarlos. Luego, haz que los adivinen con solo decir una palabra. Y para terminar haz mimos. Pero no pierdas el tiempo, ¡sólo tienes 30 segundos en cada turno! Para ganar no hace falta que sepas mucho, basta con echarle imaginación, inspiración, picardía… ¡y muchas risas! Probablemente uno de los mejores party games que he jugado y con el que más me he reído.

5. Ubongo. En España lo edita Homoludicus. El tablero consiste en 6 filas. En cada fila, se encuentran 12 gemas (de varios colores). Cada jugador coloca su peón delante de una de estas filas. Cada jugador recibe una carta dónde una forma consistente en varios cuadrados está dibujada. También recibe 12 fichas con 3, 4 ó 5 cuadrados de varias formas. Mediante una tirada de dado, a cada jugador se le asigna 3 fichas que tiene que usar para conseguir la forma de su carta.  Ahora, los jugadores tienen que intentar solucionar su propio ‘puzzle’ con tetraminos. La competición se cronometra mediante un reloj de arena. El resultado de este puzzle determina la jugada en el tablero. El jugador que primero solucione el puzzle en el tiempo puede mover su peón hasta tres filas, el segundo dos filas y el tercero una única fila. Los jugadores pueden quedarse dos gemas de la fila de delante de su peón, así que cuantas más filas puedes mover, más control tendrás sobre las gemas que consigues. Después de conseguir las gemas, cada jugador recibe una nueva carta de juego con un nuevo ‘puzzle’ para solucionar y empieza una nueva ronda. En total, se juegan nueve rondas. Al final, el jugador que haya conseguido más gemas de un solo color, ganará la partida. Uno de los mejores juegos familiares que podemos encontrar en español y una apuesta segura para no-jugones.

6. Scrabble. Scrabble es un juego de mesa en el cual cada jugador intenta ganar más puntos mediante la construcción de palabras sobre un tablero de 15×15. Las palabras pueden formarse horizontalmente o verticalmente y se pueden cruzar siempre y cuando aparezcan en el diccionario estándar. Hasbro posee los derechos de explotación en Estados Unidos y Canada, mientras que Mattel en el resto del mundo. El juego de palabras con mayúsculas. Lo he añadido porque hay algunas versiones que viene con un reloj de arena.

7. RoboRally. Como uno de muchos superordenadores en una fábrica totalmente automatizada, lo has conseguido. Eres brillante. Eres potente. Eres sofisticado… y estás aburrido. Luego, ¡diviértete un poco a costa de la fábrica! Con los otros ordenadores, programas robots y los enfrentas entre ellos a la desesperada, razas destructoras de un extremo a otro de la fábrica. Sé el primero en tocar las banderas, y gánalo todo: honor, gloria, ganándote el respeto de los otros ordenadores. Pero primero debes conseguir que tu robot pase obstáculos como grandes agujeros, lásers industriales, moviéndose en las cintas transportadoras y, por supuesto, ¡todos los otros robots! Bastante frenético, caótico y divertido.

8. Space Dealer. Los jugadores equipan su planeta, exploran, usan tecnologías y producen bienes. Con sus naves espaciales, viajan a los planetas de otros jugadores intentando satisfacer sus demandas. Mientras realizan todo esto, el tiempo se acaba mientras todos los jugadores juegan simultáneamente, ya que cada jugador dispone de solo dos relojes de arena para coordinar todas las acciones. Tan pronto como uno de los relojes de arena, que se encontrará en una acción específica, se acaba, la acción apropiada ocurre. Destaca gracias a su sistema bastante innovador y original con el uso de los relojes para coordinar las acciones.

9. Galaxy Trucker. En una galaxia muy, muy lejana… también necesitan alcantarillado y “Construcciones Móviles” lo construye. Todos conocen a sus pilotos, hombres y mujeres valientes, sin miedo al peligro que si la paga es buena, volarán a través del infierno. Ahora, puedes ser uno de ellos. Tendrás acceso a piezas prefabricadas de naves espaciales hechas con cañerías de cloaca. ¿Podrás construir una nave resistente a los impactos de meteoritos? ¿Con suficiente armamento para defenderte de los piratas? ¿Suficientemente grande como para llevar mucha tripulación y cargamento? ¿Y será tan rápida para llegar la primera? Naturalmente que puedes. Sé un Camionero Galáctico. Presentación impecable, un juego en que estas en tensión toda la partida, bastante divertido y que tiene un manual repleto de detalles humorísticos.

10. Dragon’s Gold. En este juego de Bruno Faidutti los jugadores tienen que matar dragones y luego saquear su tesoro. Típico y tópico. Hay 18 dragones, así que hay bastante tajo. Los dragones tienen 3 características: su fuerza, tesoro público y tesoro oculto, y en cada dragón es diferente. Para matarlo cada jugador dispone de 4 aventureros: el mago, el ladrón, la guerrera (bautizada en nuestro grupo como la comepelusa) y el guerrero. El mago tiene fuerza 1, el ladrón 2, la guerrera 3 y el guerrero 4. En juego hay siempre 4 dragones, que se consideran vulnerables. Los jugadores alternativamente van jugando un aventurero sobre uno de los cuatro, y cuando igualan con la suma de su poder la fuerza del dragón lo matan. Cada dragón tiene un tesoro público (que se sabe de antemano) y oculto (que se saca una vez muerto). Entre todos que hayan participado en su muerte se reparten el botín. Y precisamente, aquí está la gracia: para empezar el mago que actúa el primero se lleva “por la cara” todos los objetos mágicos (fichas rojas) que tenga el dragón, luego actúa el ladrón que puede robar un tesoro al azar a otro jugador que haya participado en la lucha de su tesoro, y finalmente, se tiene un minuto (que se contabiliza con un reloj de arena) para llegar a un acuerdo y repartir la totalidad del botín entre todos, en plan bazar árabe. Se ha de llegar a un consenso y repartir la totalidad del tesoro en ese tiempo. Si pasado el minuto no se llega a un acuerdo, el botín se elimina, y nadie obtiene recompensa. Uno de los pocos juegos de Faidutti que me han gustado, junto con Ciudadelas y Castle.

Entradas relacionadas

9 Comentarios en “#5: Diez juegos con reloj (o relojes) de arena

  1. Como ya le he dicho a Wkr, el Scrabble no debería ser incluido en esta lista pues el uso del reloj no es esencial para su desarrollo, es simplemente una opción más de juego.

    Lo cambiaría por el Space Hulk 3ª que viene con reloj de arena y si que es esencial para su desarrollo por ejemplo.

  2. Bueno, si me ocurre algún juego mejor, no descarto editar la lista, y sacar al Scrabble.

    El Space Hulk 3ª tampoco lo veo.

    ¿Alguna propuesta mejor?

  3. El ‘Cifras y Letras’, indispensable el reloj tanto para hacer palabras como para conseguir la cifra exacta, aunque de party games hay un montón con reloj, por ejemplo el pictionary.

  4. El otro día un amigo me hizo una pregunta y no supe contestarle:

    ¿A quien se llama cuando quieres construir un prototipo “en condiciones”? ¿Cuanto puede costar?

  5. Yo no conozco nadie que haga prototipos en condiciones. Hacer un prototipo cuesta sobre todo tiempo, si hubiera que pagarlo, inviable.

    Ahora bien, si tu te preparas todo el tema de impresiones y sabes donde conseguir cada componente, caja, etc. Lo mejor es acudir a una copisteria o imprenta, y montartelo tú a mano.

  6. Esta lista creía que no te iba a interesar. La veía más rebuscada pero hay juegos en los que tiene su importancia (En el Tamsk son las piezas en sí).
    … recuerda que siempre está el reloj de arena del Scattergories.

    Me gusta el condensado comentario en cursiva sobre el juego.

  7. TAMSK queda ya solo de recuerdo. Fue sacado del Proyecto Gipf y ya no se hacen mas, ni hay noticias que se reimprimirán alguna vez. Es una pena.

  8. Por lo que tengo entendido hubo problemas con los relojes de arena, era casi imposible sincronizar todos. Así que había diferencias de tiempo sustanciales entre todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *