logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los mensajes en los que has dado un agradecimiento a otros usuarios.


Mensajes - Nperis

Andaba mucho tiempo pensando en probar Blackstone Fortress pero no me decidía a comprarlo. Y hace un par de semanas m entero de que sale a la venta uno nuevo y según las opiniones que escuché mejoraba el anterior. Así que esperé un poco y la verdad es que ha sido dificilísimo conseguir uno, volaban de las webs. El no he podido coger ninguna oferta
Veremos que tal se porta



en: 04 de Enero de 2021, 09:54:15 2 LUDOTECA / Dudas de Reglas / Re:Robinson Crusoe (Dudas)

La Honda y el Cuchillo funcionan igual, no sé por qué lo del paréntesis pero parece más una errata que algo intencional.

En cuanto a lo de la ficha de nube, una vez se revuelve la fase de tiempo la ficha se retira, así que se puede volver a poner después. En el caso de que haya que colocarla y ya tengas una, pues no se pone nada, eso que te ahorras. Es como cuando sale un ? para algunos de los mazos y ya tienes puesta la ficha correspondiente.

en: 03 de Septiembre de 2020, 11:09:17 3 KIOSKO / Reseñas escritas / Re:Dungeon Universalis (reseña)

Buenas!

Aprovechando la inminente reedición, ¿qué tal va de escenarios la app? Al margen de campañas, que no somos en casa de jugar campañas, ¿hay posibilidad de jugar escenarios sueltos? ¿Cuántos?

Muchas gracias de antemano!
Siento llegar tarde. Yo tb estaba hippeado pero Luis Techno sacó un "como jugar" en tabletop Simulator y como parecía sencillo y lo probé. Y vaya si es sencillo, tan sencillo que no le vi más fuste que el de tirar una moneda al aire X veces. Tampoco consiguió resultarme para temático. Para mí un bluf. 

Edito para añadir que espero que te encante y lo disfrutes a tope!!!
Te cuento lo que me pasó a mí con este juego.

Entré en el segundo Kickstarter que sacaron, y lo pillé con todas las expansiones y multitud de detallitos de producción añadidos (tapetes de jugador, libro de muertes, etc) porque tenía muy claro que yo iba a ir más allá de lo que el juego ofrece como juego: afán de coleccionismo, nostalgia del arte que emplea, vivir la experiencia....

Como juego azaroso a más no poder, está claro. Las pocas decisiones que afectan directamente se limitan a decidir qué personaje pelea y cual descansa, si se evita algún encuentro, y si se usa algún objeto. Pero el fuerte del juego no era su sistema precisamente, al menos para mí.

Yo lo disfruto como un enano sacándolo de cuándo en cuando (eso ayuda a que las cartas no sean repetitivas), bajando la luz, poniendo la banda sonora, leyendo qué ocurre al morir en el libro de muertes... Es la experiencia que va en el metajuego.

Entiendo perfectamente a quien no entre en eso, y lo critique basándose en el sistema del jugo puro y duro, pero qué queréis que os diga... Yo aplaudo con las orejas cuando ve mesa.
  A ver. El juego mola pero no es comparable al Robinson o al TWoM. Si quieres un filler mazmorrero de dados, divertido, con mucho azar y tal , pues ideal. A mi no se me repiten las cartas tanto como puedas pensar. A veces no paso de la quinta carta y ya he muerto. Otras logro llegar al jefe final y ni lo toco. Tengo claro que si lo pillas , mejor con todo. Pero no se me hace repetitivo y cuando lo juego caen dos o tres partidas seguro.
 
 Dicho esto, el Robinson es un juegazo , largo, muy entretenido, pa darle al coco sin abusar, con azar y muy jodido segun el escenario. Pero claro, no juega en la.misma liga que el EtDC. Ni mejor ni peor en cuanto a sensaciones o diversion, para mi al menos. Diferentes, es algo muy personal, son juegos muy diferentes. Lo mismo del TWoM. El Escape es un filler , los otros no.

  Estas deseando comprarlo. Hazlo ya. ::)
Hola!

Pero mi duda es: Por lo que vale el básico más una o dos expansiones, ¿merece la pena? ¿se vuelve repetitivo y demasiado dependiente del azar? O por ese precio puede ser más interesante un This war of mine o Robinson Crusoe ?

Yo creo que las dos cosas. A ver, el juego está bien pero has de saber hasta dónde llega. Sencillo, entretenido, difícil de ganar y con ambientación chula. ¿Cosas mejores por ese precio?...yo creo que sí, pero es algo tan personal.
El juego te atrae bastante, lo que quiere decir que tarde o temprano caerás (diría más pronto que tarde jajaja). Si fuese un mojón podrías dejarlo, pero no lo es. Vives una pequeña aventurilla y te lo pasas bien. Mecánicamente no es la caña, pero tiene encanto.
Tengo el básico que tuve la suerte de comprar de segunda mano por 20€. Es un tipo de juego muy concreto, corto, una serie de cartas que has e ir resolviendo, con mucho azar como te han dicho y tb muy difícil de ganar. Yo me pico y suelo jugar 2 ó 3 seguidas.

Ahora cabao de pillarme la primera expansión, y me pilalré la segunda, después la tercera...
Pues depende de lo que busques. Éste es un juego sencillo, con mucho mucho azar: tiradas de dados y poco más. No lo veo para jugarlo muy seguido porque creo que aburriría. Si no tienes más solitarios iría a por otro con algo más de chicha.
  Lo siento. Lo tengo todo y estoy encantado con el. :)
  A ver, es un jueguecito de dados con mucho azar pero muy tematico y divertido. Las expansiones añaden alguna mecanica nueva como compañeros y plaga y mas encuentros, equipo o jefes finales, para mi imprescindibles.

  Se monta en un plis plas y a jugar. En muchos encuentros haces elecciones, normalmente simples,  es todo muy inmersivo y tematico y poco mas, a pelear y superar cartas. Es dificil de cojones y los jefes finales (si llegas) suelen machacarte sin piedad... Tambien es muy customizable en el sentido de que puedes montarte tu mazo de encuentros como decidas. Apenas ocupa mesa, el mazo de encuentros, los dados y tu personaje...

  Una gozada, simple pero divertida.

  Y This war of mine es otro juegazo. aunque no tienen nada de filler , solo se parecen en las escasas posibilidades de sobrevivir....

en: 30 de Septiembre de 2019, 14:51:47 11 LUDOTECA / Reglamentos / Re:War Chest (Reglamento) + Cartas

La traducción de la expansión está disponible en la BGG  ;)

en: 13 de Noviembre de 2016, 17:42:14 12 KIOSKO / Reseñas escritas / SUMMONERS WARS (Reseña y contenido publicado)




He decidido hacer una pequeña reseña de este juego ya que desde la última que se realizó ha salido mucho material, y es uno de esos juegos algo olvidados en BSK.

Las reglas del Summoner Wars son muy fáciles y se han explicado en otros análisis por lo que no voy a duplicar contenido. Pongo enlace en donde el usuario estion analiza a modo rápido las reglas: http://labsk.net/index.php?topic=54883.0.
Y si queréis las reglas enteras ya estaban en el foro gracias a Julai y hda: http://labsk.net/index.php?topic=107498.0

¿Cual es el resultado de las reglas?
El resultado son partidas de 40 minutos con tensión continua: momentos en los que el que parece que iba a perder da la vuelta a la situación. Mi opinión personal es que al tener acciones limitadas de movimientos, de ataque y control sobre el robo y descarte de tu mano lo que en un principio parece un simple juego de darse tortas acaba convirtiéndose en un simple juego de darse tortas y gestionar tus recursos que me encanta, donde el factor suerte no es para nada tan determinante (los dados le dan un toque de tensión extra cuando te la juegas).

Señalar que es muy importante el nivel de los jugadores ya que la experiencia se nota, y mucho.

El juego. Claves de la victoria
Lo más importante para comprender como jugar a este juego es entender que se basa en dos conceptos: El primero sería la gestión de la mano y el segundo el posicionamiento y movimiento de las unidades.

Gestión de mano. Al llegar tu turno debes robar cartas hasta que tienes cinco, momento en el que jugarás teniendo en cuenta estas tres cuestiones:

-Invocar cartas y usar eventos: Si invocas demasiadas unidades no podrás usar todas en un turno ya que las acciones están limitadas. Hay     cartas de evento que en ciertas situaciones pueden ser muy poderosas, podrás jugar a conservar esa carta hasta que llegue el momento o no.

-Descartar cartas al final del turno: Al descartar cartas ganas magia que te permite invocar en el siguiente turno más unidades, como además has reducido tu mano podrás robar más cartas en tu fase de robo. En un principio puede parecer mejor descartar toda tu mano de aquello que no hayas usado, pero esto provocaría quedarte sin baraja rápidamente y no poder hacer estrategias a medio plazo.

-Conservar cartas: Te impedirá ganar magia y robar cartas, sin embargo te permite conservar golpes de efecto para tu estrategia y no gastar demasiado rápido tu baraja.

Posicionamiento, movimiento del ejercito y colocación de los muros. Cuando decides invocar unidades al principio no tendrás muchas opciones de colocación, sin embargo cómo moverlas y atacar con ellas determinarán como fluye el juego.

-Invocador: Lo más importante del posicionamiento será decidir cuando usar a tu Invocador y cuando conviene escoltarlo con tus unidades. Si juegas mal a tu invocador es seguro que acabarás perdiendo, de hecho, toda la gente a la que le enseñé a jugar siempre pierde al principio por dejar demasiado vulnerable a su invocador.

-Muros: Durante la partida se roban hasta dos cartas de muro. Será una decisión importante ya que tus unidades son invocadas (salvo excepciones de reglas en algunas facciones) anexas a un muro. Por otro lado un muro se puede jugar defensivamente creando "pasillito" u ofensivamente.

-Otros movimientos: Dejar unidades sueltas permite al ejercito rival destruirlas sin que luego puedas responder en tu turno, tener unidades demasiado marginadas que nunca entran en combate hará que tengas que invertir valiosos puntos de movimientos en esa unidad, tener demasiadas unidades facilita al rival a ganar puntos de magia, tenerlas mal posicionadas impedirán a los arqueros tener visión, etc...

En resumen, es un juego en el que deberemos saber usar los recursos que realmente necesitamos por lo limitado de las acciones en cada turno y en la baraja.

¿Que hay publicado hasta ahora?
A día de hoy yo me atrevería a decir que el juego está completo al 100%. (Esto no quita que en un futuro decidan sacar mas facciones o más invocadores)
Tenemos 16 facciones principales en total, cada una de las 16 facciones tienen 2 ejércitos distintos y un pack de refuerzos.
Hay 8 ejércitos que se componen de dos 2 facciones aliadas.



Todo esto a la hora de comprar se resume así:
⦁   Summoners Wars: Master Set. Trae 6 ejércitos distintos y un tablero de cartón duro. (PVP 49,95$)




⦁   Summoner Wars: Alliances Master Set. Los 8 ejércitos aliados, un tablero de tela (que está genial) y separadores para todos los ejércitos publicados y que estaban por publicarse. (PVP 59,95$)




⦁   Summoner Wars: Guild Dwarves vs Cave Goblins: 2 ejércitos distintos y un tablero impreso en papel. (PVP 24,95$)




⦁   Summoner Wars: Phoenix Elves vs Tundra Orcs: 2 ejércitos distintos  y un tablero impreso en papel. (PVP 24,95$)




⦁   22 cajas de ejercito individual.(PVP 9,95$ cada uno)




⦁   8 packs de refuerzo (cada uno trae dos facciones y mercenarios). (PVP 9,95$ cada uno)




Si lo sumamos todo tenemos 40 ejércitos distintos y 8 packs de refuerzos.

Quiero comprar algo, ¿por donde empiezo?
Lo primero que sugiero es que lo pruebes  ya sea en la APP de móvil (que es como empecé yo), en formato físico o PNP. Si te gusta y quieres comprarlo opciones las hay en todos los rangos de precios ya que para jugar sólo necesitas 2 ejércitos, dados y marcadores de daño.

Si dudas entre el Master Set y el Alliance a título personal me quedo con el segundo por los separadores y el tablero de tela, son dos ejércitos más y más calidad en componentes por 10$. No me preocuparía demasiado en si un ejercito es más difícil o fácil de jugarlo ya que a fin de cuentas todos se aprenden jugando y las reglas añadidas de los ejércitos no son complejas. Lo que sí es verdad es que cada ejercito es distinto y ofrece distintas formas de jugar.

Deck-Building
Sin duda alguna esto es lo menos importante del juego. El juego te da la opción de personalizarte tus ejércitos con unidades de la misma facción, de la alianza en la que esté y con mercenarios. Aquellos que tenemos muchos ejércitos sin duda lo hacemos para crear barajas personalizadas según nuestro estilo de juego, pero no deja de ser algo completamente optativo e innecesario.
Los packs de refuerzos son completamente prescindibles por este motivo. Más teniendo en cuenta que ya tenemos por facción dos ejércitos y un ejercito de las facciones aliadas para mezclar. Por otro lado hay dos ejércitos de mercenarios que te permite usar sus unidades en cualquier facción.

Final
Si te gustan los juegos de dos jugadores y la confrontación sin duda alguna es un juego que recomiendo, y más teniendo en cuenta que hay muchas opciones en distintos rangos de precio para empezar a jugar. En mi caso es mi juego favorito de dos jugadores, seguido por Neuroshima Hex.

en: 11 de Mayo de 2015, 10:18:46 13 SALÓN DE TE / De jugón a jugón / Re:¿Qué le pasó a Earth Reborn?

Lo dicho, ¿qué le pasó a Earth Reborn?

Por parte de Ludically: una mala planificación por parte de la editorial.
Por parte del resto: Ha acabado fagocitado fruto del capitalismo lúdico que hace que haya que comprar cada mes media docena de juegos nuevos y que hacen que los del mes pasado pasen a mejor vida. No se disfruta jugando, se disfruta comprando.

Magic: El Encuentro


Hace muchos años, en un tosco tenderete de playa abigarrado de recuerdos, pulseras y adornos hechos de conchas, yo y mis dos hermanos descubrimos asombrados una caja de inicio de Magic en inglés que traía dos mazos y una bolsa negra llena de perlitas azules claras y oscuras, así como un solitario mazo de cuarta edición en castellano. Hasta aquel momento sólo habíamos leído y oído hablar de boca de otros sobre ese renombrado juego y lo caras y míticas que eran algunas de sus cartas.

El vendedor nos dijo con cara de no saber muy bien lo que nos estaba vendiendo que era todo cuanto le quedaba después de que los locos turistas americanos lo asaltaran ese mismo día y se lo llevaran casi todo. Sin dudarlo tomamos nuestro por entonces escaso dinero y nos llevamos aquel preciado botín fascinados por poder al fin tocar con nuestras manos ese juego del que todos hablaban. Aquella fresca noche bajo el sonido de las hojas de los árboles empecé a comprender sus leyes a través del librillo de su reglamento y con la lectura de los ejemplos de juego comencé a palpar la emoción de sus partidas así como a comprender la razón de su enorme éxito.

Teniendo en cuenta que nuestro precedente fue Spellfire, del que no guardo buenos recuerdos, la impresión que me dejó fue muy honda. Adoraba el diseño sobrio de sus cartas como venido de tiempos antiguos, sus agrietados marcos coloreados según el color al que pertenecían, así como el icónico dorso que incluso hoy se mantiene sin cambios. Leía y releía con avidez todas las leyendas en cursiva del contenido de sus texto como si se tratara de fragmentos bíblicos de una importancia trascendental. Sus ilustraciones eran muy variadas en estilos gracias a la creciente plantilla de sus afamados ilustradores, aunque algunas de ellas eran sencillas e hieráticas me fascinaban descubriéndome un universo inabarcable en historias, hechizos y criaturas que crecía con cada nueva expansión en todas direcciones.

El concepto de los cinco colores, la afinidad de sus características en un sentido u otro me parecía una idea genial, así como la dependencia del maná que hacía progresar las partidas in crescendo hasta una eclosión final de poderes desatados para arañar vidas y doblegar al rival haciéndole perder ese último punto de vida. Que se pudieran componer mazos a gusto e interés de cada uno combinando el carácter de los colores escogidos es un de los puntos que más me gustó, nunca se batían dos mazos iguales. Sus posibilidades parecían infinitas.

Así empezó mi relación con el Magic fuertemente condicionada por mi escaso poder adquisitivo, lo que no me impidió disfrutar del juego en uno de sus aspectos claves y que con el tiempo se revelaría como mi favorito: la creación de mazos. El juego no dejaba de ampliarse con cada nueva expansión, con cada nuevo fragmento de historia. Es cierto que me abastecía fundamentalmente de cartas comunes o que no quería nadie, pero las ilustraciones y las leyendas impresas en él llenaban de colorido mi imaginación invitándome a componer mazos temáticos, escogiendo con cuidado las ilustraciones de planicies e islas que me habría gustado hollar y poblándolas de esos pegasos y caballeros blancos, criaturas que no eran míticas pero que para mí eran especiales por brillar entre las pocas cartas de las que disponía para jugar.

Por supuesto perdía una y otra vez, pero ahí es donde residía la gracia del juego, tras cada nueva derrota mi mente bullía de nuevas ideas, el que hacer del siempre fracasado alquimista, del paciente relojero que toma las piezas que están a su alcance y ajusta y reajusta la pequeña maquinaria, la prueba, acerca el oído con afán de hacerla más precisa y frunce el ceño si el resultado no es el que esperaba. Aclara sus ideas tras cada fracaso y nuevas caminos se revelan en las cartas que manejas, surgen ideas que vuelven bicéfalos tus mazos hasta que se escinden en conceptos y estrategias de juegos diferentes dando lugar a más y más mazos.

Cuando vi que el juego seguía creciendo y creciendo lejos de las posibilidades que el cardiograma plano que dibujaban el gráfico de mis ingresos semanales podía satisfacer, lo dejé y lo olvidé como en su momento dejé de comprar miniaturas de Games Workshop.

Pero hace un año exactamente me volví a acercar curioso, sobre todo por el creciente número de hilos en La BSK sobre el mismo. El juego había crecido en todos sus aspectos, su fondo de leyenda, su gigantesca biblioteca de cartas, y se había enriquecido con términos de juego que me resultaban completamente desconocidos ¿Y qué eran esos seres llamados caminantes de planos?

Justo por entonces se anunciaba el inminente inicio del bloque de Theros lo que fue la chispa que me decidió mi reencuentro con el Magic - pues adoro el tema de la antigüedad - , esta vez sin la pesada losa de los límites económicos de la adolescencia pero con la consciencia despierta de no querer desmadrarme comprando.

Ya ha pasado un año desde entonces y he cumplido en parte lo que me había propuesto de empezar y terminar comprando cartas justo lo que durase la publicación de dicho bloque - reconozco que sí que me he desmadrado comprando - La pregunta es ¿A valido la pena? La vuelta a Magic es muy dura, la vastedad de cartas que ha aparecido en los últimos quince años es desoladora ¿Por dónde empezar a mirar? Sin ayuda es muy difícil tratar de componer un mazo con algo de sentido.

Al principio es como intentar escribir un breve relato juntando letras y no palabras. Así que me dediqué al principio a ver ejemplos de mazos, maravillarme con las nuevas habilidades y efectos de juego mientras las nuevas ilustraciones de las cartas me atrapaban más y más.

Además, y esto es lo más importante de mi vuelta a Magic, volverlo a jugar me ha permitido reencontrarme con un viejo amigo al que no veía desde hacía más de quince años, y cosas de la vida, él también acababa de volverse a reenganchar cuando contactamos. Es el mejor regalo de haber vuelto a dejarse llevar por las aguas de este riquísimo juego.

La gracia de Magic es que te sientes jugando a él dentro y fuera de la mesa, en cualquier parte donde te encuentres las ideas bullen en tu cabeza, visualizas y revisas cada carta que compone tus mazos mesurando la cantidad de sus copias, la consistencia de sus sinergías, la claridad de su estrategia, su capacidad de respuesta, constatando sus puntos débiles. Y cuando se descubren nuevas cartas el espacio limitado de sus mazos te agobia y te empuja a ser más claro en tus ideas, eliminar con dolor esas cartas que tomabas por precisas, quitar lo superfluo. Cada cambio es una difícil decisión que debe ser repensada y comprobada ..., y todo ello sin aún haberte sentado delante de tu adversario y empezado a jugar.

Cuando por fin lo haces, todo lo que habías pensado estaba mal encauzado y tu mazo se estrella contra una roca haciéndose mil pedazos. Vuelves de la partida consternado pero feliz, has perdido pero has visto una nueva vereda, has disfrutado con el maravilloso juego de un experto y eso te llena de fuerza y nuevas ideas.

Ajustas y reajustas y lo sigues intentando, viendo lo que el otro hace, aprendiendo de tus errores, y de repente un día empiezas a advertir que algo late en tu mazo, las cartas que se abocan en tu mano te dictan los pasos hacia jugadas cada vez más certeras, tus cartas responden bien al envite de tu adversario y sientes el placer de que todo empieza a funcionar, de que el maná fluye cuando lo necesitas, que las criaturas se dejan invocar cuando las requieres, el ritmo del contrario ya no te aplasta como al principio y ahora eres tú el que dibuja en la mesa las constelaciones de cartas idóneas para para que el juego brille a tu favor.

Ya no empiezas las partidas nervioso por ser tú el que tome la iniciativa, como por arte de magia las cartas que pides ya se encuentran en tu mano desde el principio, tu mazo ha crecido y madurado, su propósito se muestra claro en cada carta que robas. Encajas los golpes del otro sin miedo a perder vidas y con la confianza de tus posibilidades de reacción. Y esto sólo constituye la parte abstracta del juego.

No olvidemos que el armazón que constituyen las claves de las cartas, sus habilidades y los atributos de las criaturas se corresponden con el título de las cartas, su leyenda y sus espectaculares ilustraciones. Invocas héroes, gigantes, dragones, demonios; traes al juego bosques, pantanos, montañas, islas...

Cuando miras atrás descubres que no has jugado una sino miles de horas al mismo juego, sentado en el autobús, paseando de camino al trabajo, mientras te cepillabas los dientes o comías. Cientos de horas sin ser consciente de ello ¿Con cuantos juegos de los que poseo he hecho lo mismo?¿Me ha salido caro entonces? ¿Acaso ha terminado la diversión? ¿Cuantos mazos puedo decir que ya nunca modificaré y que se quedarán como están?

Aunque el fondo de cartas que poseo no hace sombra ni de lejos a la de muchos otros, para mí ya constituye un abecedario lleno de posibilidades, y mis compras ya han menguado de manera drástica en los últimos meses, pero la diversión continuará, en la mesa de juego y sobre todo, fuera de ella.

Magic es un juego de gran personalidad, cada una de sus cartas es especial por algo, en todas ellas hay una posibilidad, una nuevo camino, o al vez la llave para concluir y darle la redondez que necesitabas para ese mazo tan necesitado. Es un juego que te acompaña todas las horas del día. Para mí Magic es un juego roto, vas a la tienda y vuelves a casa con algo que no funciona de ninguna de las maneras, cuando usas un mazo ves que hace aguas por todas partes, ajeno a tu estilo de juego, ortopédico; y el verdadero juego consiste en arreglarlo.

Cuando compras un sobre de cartas lo que estás comprando en realidad es un manojo de piezas sueltas al azar con la esperanza de que alguna de ellas encaje en una de tus ideas en esos mazos latentes que tienes en tu cabeza o en un cajón esperando que les des el visto bueno para batirlos en la arena, o que tal vez te marque un nuevo camino.

También está la opción de comprar cartas sueltas, y ahí es donde te sientes como una rata de biblioteca, ojeando tesoros de otras colecciones, cotejando en tu memoria qué posibilidades puede ofrecerte cada nuevo hallazgo. Ese papel de jugador-mago-arqueólogo es una de las experiencias más buenas que he tenido entorno a juego de mesa.

Gracias por leerlo.

en: 25 de Noviembre de 2013, 10:36:21 15 SALÓN DE TE / ¿Qué os parece...? / Nations, ¿qué os parece?

Tres partidas tres, como dirían los taurinos, son las que me he jugado este finde en las Troll.con. Me gustaría poder jugarlo aún más antes de emitir una opinión más fundada, pero creo que con tres partidas a tus espaldas se peude reseñar de una forma somera un juego, sin cagarla demasiado.

Lo primero que me gustaría decir es que Nations, en mi humilde opinión (que en el fondo creo la mejor aunque diga lo de humilde), no tiene absolutamente nada que ver con TTA. Bueno, diréis algunos, claro que tiene que ver, hay mecánicas similares, cartas de unidades militares y edificios civiles, son juegos de civilizaciones, etc, etc. Si, claro, en eso se parecen, pero la experiencia de juego, el factor de dificultad y la duración, son muy diferentes.

TTA ofrece una impresión de desarrollo, de civilización, mucho mayor que la otorga Nations. Para mi, de hecho, TTA está ya en el límite de poder ser considerado un auténtico juego de civilizaciones. No deja de ser un euro con un altísimo componente de abstracción en el que ni siquiera hay un mapa, pero es verdad que la genialidad de sus mecánicas y conceptos como la investigación científica o el avance militar vs avance no militar están muy bien implementados. Nations es un euro, excelente en mi opinión, pero euro al fin y al cabo, desde los cuernos hasta el rabo.

TTA es un juego mucho más largo y que requiere un esfuerzo ímprobo por parte de la persona que lo explica. En realidad no es un juego difícil, pero todo el ordenamiento de piezas, lo que los ingleses llaman "housekeeping", es un auténtico embrollo para los nuevos jugadores. Nations requiere mucho menos tiempo para ser jugado y es más sencillo de explicar. Nations, es además mucho más táctico que TTA, porque las cartas que salen a juego no son siempre las mismas, no valen planes de apertura o desarrollo que se emboquen a lograr un determinado líder o una maravilla o avance en concreto, incluso pueden darse turnos en los que no haya guerras o colonias pese a que te has preparado militarmente. En resumen, primer punto:

1.- Nations no sustituye a TTA. Es un juego más táctico, mucho más indicado para jugar con personas más casuales en este mundillo, que me otorga una experiencia de juego diferente, dura sensiblemente menos y en general requiere menor concentración. No es ni mejor, ni peor por esto que he dicho. Es diferente y no acabo de entender porque se comparan tantísimo ambos juegos cuando, aunque parecidos en teoria, son claramente diferentes en el fondo.

No obstante, Nations no es un juego para el flojo de espíritu. Es un juego que te exige hacer las cosas bien o palmar miserablemente. Hay muchas cosas a las que estar atento: las cartas del tablero, su coste, los recursos, los eventos que salen, las posibles guerras, los tableros de los otros jugadores. Te mantiene constantemente pegado al tablero ,mirando las diferentes opciones que tienes, rezando para que el rival no te robe esa carta que deseas de colonia, o que declare una guerra que te destruya como lo haría el Jonan de Baraka (atento pavo). Las guerras no se juegan como en TTA, tienen un aspecto mucho mas eurogame, mas indirecto, pero es muy sencillo de entender, muy rápido de resolver y creo que bastante elegante. Eso sí, yo en ningún momento me he sentido desarrollando civilización alguna, pero yo ya sabéis que nunca me siento desarrollando nada, ni haciendo de nada, yo meo cubos y cago puntos de victoria, lo demás me da lo mismo, reclutas.

Curoisamente este juego me recuerda al San Petesburgo tanto como al TTA. Bueno, vale, si, al TTA os va a recordar más, lo concedo, porque vais a llevar señores de un sitio a otro, vais a hacer crecer la población, tendréis que subir en diferentes tracks, etc. En TTA estás mucho mas constreñido a aquell a lo que orientas, de forma que si vas a militar y tienes muchas unidades, con un líder como Napoleón, y quieres cambiar de tercio, te va a costar horrores si es que al final lo puedes hacer de una manera competitiva, pero en Nations esto es muy diferente. Es como si la Alemania de Hitler se armase hasta los dientes y empezase una guerra del copón, con tanques y aviones y submarinos y portaviones y toda la mala hostia del mundo, pero después, una vez hecha esa guerra, todos esos tanques, submarinos y demás máquinas de puteo, en un solo turno, se convirtiesen en científicos, artistas y campesinos. Eso se puede hacer en Nations, reconvertir tus trabajadores, de una forma muchísimo menos gravosa que en TTA. Esto no es malo, pero refuerza mi idea de que estamos ante un juego de gestión con un tema de civilizaciones muy bien implementado, pero implementado al fin y al cabo, por mucho que sus diseñadores tomasen TTA como ejemplo y trabajasen al objeto de simplifcarlo, como he dicho antes en otros hilos a mi no me parece posible hacer juegos de civilizaciones que merezcan tal nombre y que duren dos horas y se expliquen en veinte minutos.

2.- Nations es un eurogame sencillo de explicar pero de profundidad media-alta. Tiene una aceptable dosis de interacción en los jugadores para lo que son los eurogames, aunque las guerras son representadas de una forma indirecta. No obstnate no me parece que te sientas desarrollando civilizaciones.

Ahora bien, como juego eurogame estamos ante un excelente diseño, más allá del tamaño de su caja y sus componentes, que eso ya debe opinar cada uno de una manera muy diferente. Para mi, lamentables para su precio, sobre todo por feos e inelegantes. Meeples del Carcassone, tableros de jugador finos, cartoncillos para los recursos, caja XXL, ilustraciones pobres... es que solo faltaba el mini single de "Ya llego la Navidad" firmado por RAphael y el resto de freaks del anuncio. Pero insisto, eso es mi subjetiva opinión, a lo mejor a otros os gusta todo un montón.

El juego en sí es magnífico, lo terminas y quieres jugar otra, si eres un eurogame claro está, y sobre todo si no te esperas un épico juego de civilizaciones. Creo que puedes tomar diferentes vias para lograr la victoria, que en determinados momentos iras a militar, que luego puedes bajar esa fuerza y tratar de lograr cultura o ´piedra para construir unidades, que tienes que ajustarte en cada momento al evento y a las cartas sobre el tablero... quizás guste mas al jugador táctico que al estrategico, porque puee haber eventos o combinaciones de cartas que echen por tierra un plan urdido, por ejemplo por ausencia de colonias o porque no haya guerras o edificios de una determinada clase (en mis partidas hubo de todo, desde hostias finas hasta calma chica, desde trillones de trigo hasta faltas absolutas de piedra, etc etc). Es cierto que las cartas parecen hacer todas cosas iguales o parecidas, pero no es lo mismo 3 piedras por turno que te de un edificio, que solo 1. Naturalmente los edificios comban producción, puntos de victoria, comida, fuerza militar y estabilidad de diferentes formas en grado positivo o negativo, con diferentes valores, no es un sistema revolucionario, pero funciona perfectamente como eurogame puro y duro, yo no veo legiones y caballeros cabalgando y arrasando Hispania, veo que mis legiones son duras y dan hostias como panes pero me cuesta un riñón y que una vez usadas para lograr Hispania (que es una carta verde que me da puntos y nada más) los mismo es mejor licenciar a esos garrulos de meeples y ponerles a hacer pan o sacar piedra de la cantera para dar de comer a mi gente o crear nuevas maravillas (que son unas cartas marrones que me dan puntos) usando mis arquitectos (que son unos cubos marrones color caca que  valen para acabar las maravillas). Coño, no me meto en el rol de civilización, pero no veas si mola toda esa movida.

3.- A pesar de sus pobres componentes, el diseño del motor del juego es magnífico, parece tener una enorme rejugabilidad y es muy elegante, fluido y sencillo de entender. Las partidas son ajustadas y creo que premian al jugador que mejor juega, sin que haya kingmaking posible. El juego ofrece muchisimas variables tácticas, aunque quizás no convenza del todo al estratega a largo plazo. 

Pero acabemos ya con todo este tocho (perdonad por cierto la falta de calidad formal del texto pero lo estoy escribiendo a toda hostia). ¿Merece la pena o no?. Indudablemente. No es el sustituto del TTA ni de coña. Es un eurogame, pero es un pedazo de eurogame como la copa de un pino. Ojo, no digo que sea un juego sobresaliente, creo que a dia de hoy le pondría un notable muy alto, un casi nueve, con muchas opciones de subir a nueve y quedarse en casa. Me falta por comprobar si el juego funciona bien a tres jugadores, me falta jugarlo mas para aplicar ciertas reglas menores que jugamos mal en la tercera partida, (en la primera la cagamos mucho más), me falta jugarlo con personas de corte mas estrategico que táctico, con no jugones, repetir unas tres o cuatro partidas para tomar una decisión, pero después de todo el finde y como conclsuión os dire una cosa. Anteayer juegué tres euros juegos, dos de ellos favoritos mios, de los pocos juegos que poseo y poseeré siempre si Dios quiere: Power Grid y Dominant Species. El tercero fue el Nations. Los dos primeros me parecen sobresalientes juegos, magníficos, obras maestras solo un poco por debajo de la maravilla que es para mi el TTA, cada uno en su respectivo nicho. Pues bien, las partidas de Nations me gustaron tanto como las de Power Grid y DS, y solo me queda saber si en ello influyó la novedad o si realmente los mimbres del juego son tan buenos.

En menos palabras, para el eurogamer de turno, que no busca un TTA corto ni el juego de civilziaciones que se quiere vender, un enorme juego de notable / sobresaliente, que estoy seguro que hara las delicias de la mayoría, que no de todos ya que los gustos son por fortuna, muy variados. Y por cierto, no leáis esto como hype, probad el juego, jugadlo varias veces y decidid, puesto que en este tipo de euros es más fácil ver las virtudes que los defectos, que necesitan de más tiempo para encontrarlos, y esos defectos solo se los veremos a nations después de repetidas partidas. ¿Cuándo jugamos la próxima?



Páginas: [1] 2 >>