El misterio del camerino cerrado (Providence)

Edgar y Charlie9 de marzo de 1930. Charlie Mason era un prometedor mago ilusionista y ventrílocuo que estaba de gira en el Fay’s Theatre. Aquella noche se encontraba descansando en su camerino después de uno de sus shows, especialmente tenso. Temeroso de las posibles acciones de un grupo de activistas pentecostales, fanáticos religiosos, llamado Voluntad de Dios, había cerrado la puerta y las ventanas por dentro. Tenía miedo.

A eso de las 12:30h varios trabajadores se acercaron al camerino para avisarle que el teatro ya estaba cerrando y que debía retirarse, pero nadie contestó a la llamada. Esperaron media hora más y al ver que no salía, fueron a buscar a la policía ya que no se atrevieron a entrar al lugar, temiéndose ya lo peor.

Cuando la policía acudió, se encontró que el camerino estaba cerrado desde el interior. Las ventanas también, y aunque las rompieron, eran demasiado pequeñas para que entrara una persona. Forzaron la puerta.

Ya en su interior, encontraron a Charlie Mason muerto en el suelo por varios disparos. A su alrededor, un charco de sangre decoraba espeluznantemente el entorno del cadáver. El arma de fuego nunca apareció. Nada había sido robado en el camerino, ni siquiera su valioso muñeco Edgar, verdadera estrella de su show, a quien guardaba con sumo celo.

¿Qué es lo que sucedió en ese camerino? ¿Cómo murió Charlie Mason? ¿Por qué no se encontró el arma? Y, de haber un asesino, ¿cómo logró entrar y salir de la habitación cerrada? ¿y cuál fue su móvil?

Este Enigma será uno de los veinte que aparezcan en el playset de Providence, donde algunas cosas inexplicables relacionadas con los Mitos de Cthulhu tienen cabida.

Comparte este artículo:

Un comentario sobre “El misterio del camerino cerrado (Providence)”

Deja un comentario