Las chicas del coro (Londres Victoriano)

Chipping Campden
Una niña de 4 años, murió envenenada tras consumir unas galletitas de mantequilla de la pastelería Maynard. Entre terribles dolores, la estricnina mató a la niña en cuestión de minutos. Y lo hizo de una forma tan cruel y desgarradora que puso los pelos de punta a todos los asistentes. Sufrió de tantas convulsiones espumantes que ocasionaron la paralización de la musculatura y espiración de vómitos.

Este descuido o acto delictivo provocó la alarma en Chipping Campden, en una de las ciudades más bonitas de la campiña inglesa, ya que en la pastelería donde sucedieron los hechos, solían comprar muchos vecinos, algunos de ellos de avanzada edad. De hecho, tras el triste fallecimiento fue cuando saltaron las alarmas, al conocerse más casos de envenenamiento entre las chicas del coro de la iglesia de St. James.

El propietario Charles Maynard se declaró inocente y aseguro ante la fiscalía desconocer qué había podido ocurrir y cómo habían terminado sus deliciosas galletitas de mantequilla envenenadas.

¿De dónde había salido el veneno?, ¿había sido realmente un descuido del pastelero?, ¿o existía un plan perfectamente maquinado para acabar con la vida de sus clientes?, ¿alguien quería envenenar a las chicas del coro?, ¿el culpable fue Charles Maynard?, ¿qué misterio encerraba estos envenenamientos?

Este Enigma será uno de los que aparezcan en el #booklet vol.1 de Londres Victoriano.

 

Comparte este artículo:

Un comentario sobre “Las chicas del coro (Londres Victoriano)”

Deja un comentario