Archivo de la categoría: Enigmas

Nuevos enigmas para el juego “El Club de los Martes”.

La disciplina inglesa (Londres Victoriano)

N. M. Rothschild & Sons
Antoine Warwick
, un prestigioso banquero de la City, vio como su vida se convertía en una auténtica pesadilla cuando su esposa Eloise, una dama de la nueva aristocracia inglesa, desaparecía misteriosamente del centro de Londres sin dejar ningún rastro, tras la celebración de su décimo aniversario de boda.

Al día siguiente, una escueta nota de secuestro confirmaría las más pesimistas hipótesis. Había sido secuestrada. La policía se movilizó y tras una complicada identificación lograrían dar con el aparente responsable de su secuestro, un joven poeta endeudado de nombre Phillipe Montparnasse.

Scotland Yard no tenía ninguna duda de que estaba relacionado con la desaparición de Eloise Warwick, ya que un testigo afirmó verle entregar una jaula con la nota de secuestro en las oficinas de N. M. Rothschild & Sons.

Sin embargo, cuando llegaron a su residencia de Shepherd’s Hill en Highgate en busca de Eloise o alguna pista de su paradero y a detenerlo, lo encontrarían muerto, recostado sobre un sillón con un ramo de violetas sobre su corazón.

¿Phillipe Montparnasse es realmente el culpable y tiene algo que ver con el secuestro? ¿Cómo llegó Scotland Yard a identificarlo como principal sospechoso? ¿Su motivo es exclusivamente monetario? ¿Por qué eligió a Eloise como víctima?

Este Enigma será uno de los que aparezcan en el #booklet vol.1 de Londres Victoriano.

Mal karma (Distopia)

Berto T. Moron y Olivier Perot eran dos acérrimos enemigos que se conocían desde hace años. Uno era filósofo primitivista, el otro tecnocientífico. Dos especialistas en sus campos de conocimiento, con dos posturas claramente enfrentadas. Tanto que era habitual verles enfrentados como tertulianos en diferentes programas de televisión. Dos arcontes que habían quedado (ahora se sabe que en secreto) una noche de agosto para beber, charlar, debatir y disfrutar de una buena cena en soledad.

Al mediodía del lunes 4 de agosto, en el jardín de su residencia en las Torres Kennedy, las autoridades levantaban sus cadáveres dispuestos alrededor de la mesa. “Uno estaba sentado en una silla, mientras que el otro estaba tendido en el suelo. Sus cuerpos no mostraban ningún signo aparente de agresión o violencia. Parecía que hubieran muerto de manera simultánea, cuenta a Noticias Insólitas el juez Rémi Vuitton.

¿Qué es lo que ha ocurrido? ¿Qué los ha reunido? ¿Sobre qué tema estaban debatiendo? ¿Tiene que ver algo esa cita secreta con sus muertes? ¿Ha sido otro desafortunado error de selección?

Un Enigma para Distopia (anteriormente Eugenesia).

Sin vuelta atrás (Distopia)

Transponedor RossettiEl 21 de mayo de 2333 una arcaica bomba colocada bajo el asfalto de la autopista que comunica la Torre Kennedy con el centro de la ciudad, a la altura del desvío del Palacio de Justicia, acabó con la vida del arconte Giovanni Rossetti, de 58 años, su esposa, Francesca Whitefield, jueza y filósofa, y tres miembros de su escolta: Rocco Di Caccia, Victor Lawson y Abraham Bowen.

La tremenda explosión lanzo su vehículo a más de veinte metros de altura, produjo un cráter de más de cuatro metros de profundidad e incluso el Instituto de Geofísica registró el temblor de la tierra como si se tratase de un pequeño terremoto.

Los autores materiales del fatídico atentado no han sido capturados. El Palacio de Justicia ha sentenciado, que hubo otro error de selección y que el sistema falló en uno de sus puntos clave, sin dar muchas más explicaciones.

¿Quién o quienes han sido los terroristas? ¿Cómo han fabricado la bomba? ¿Y cómo han evitado ser detectados por el sistema? ¿Por qué han elegido al arconte Rossetti como objetivo? Y quizás, lo más importante, ¿cómo es que los Normalizadores no han detectado este desafortunado error de selección a tiempo?

Un Enigma para Distopia (anteriormente Eugenesia).

El pianista de jazz (Providence)

El pianista de jazzEl 7 de Abril de 1930 un joven de raza negra es encontrado por una patrulla policial en una playa de la Isla Aquidneck –la isla más grande en la Bahía de Narragansett-, vestido de negro, totalmente empapado, muy desorientado y mudo.

La policía, visiblemente sorprendida, decide trasladarlo al Butler Hospital de Providence (hospital de referencia en salud mental en Rhode Island) para que le efectúen una revisión médica completa mientras averiguan más datos acerca de su identidad. Una vez ingresado, ante la presencia humana reacciona con temor, y sin mediar palabra alguna, termina enrollándose sobre sí mismo adquiriendo una posición fetal, refugiándose en un rincón.

Con el paso de los días su misteriosa leyenda y los rumores acerca de su identidad corren como la pólvora, y mucho más, después de conocer que es un virtuoso del piano y que deleita a los trabajadores del hospital con improvisados recitales de música religiosa y jazz.

Un caso por sí misterioso, y más si tenemos en cuenta que desde su ingreso en el hospital, éste ha sufrido un caso de histeria en masa entre muchos de los pacientes e incluso personal, que ha mostrado conductas patológicas, entusiasmo o ansiedad, comportamientos irracionales y síntomas inexplicables de alguna enfermedad. Muestras que solo se calmaban tras escuchar al hombre del piano tocar, que aún no se sabe quién es, aunque lo deben saber sus pies, pues le siguen como las ratas a la flauta de Hamelin para perderla después.

¿Quién es ese misterioso músico? ¿Por qué no recuerda nada de su pasado? ¿Qué hacía vagando por la playa sin un rumbo? Y una vez ingresado en el hospital, ¿Cuál fue el detonante del caso de histeria colectiva? ¿Y qué tuvo que ver el pianista de jazz?

Este Enigma será uno de los veinte que aparezcan en el playset de Providence, donde algunas cosas inexplicables relacionadas con los Mitos de Cthulhu tienen cabida.

El destripador de Providence (Providence)

Providence, 5 de septiembre de 1930. Se han descubierto los terribles asesinatos de dos mujeres de mal vivir a los que se les ha cortado la garganta y el cuerpo abierto en canal, presentando los cadáveres un horrible aspecto. El estómago y el corazón en el suelo, y parte de los intestinos rodeados en la garganta a guisa de collar.

Con estas son ya seis las que jóvenes han sido asesinadas en la zona de Providence en las últimas semanas y que se han efectuado en iguales condiciones. La policía no ha capturado al culpable de tan sangriento crimen. La identidad del destripador de Providence, pues así lo han bautizado ya los medios, es una incógnita. La opinión pública está aterrorizada y excitada; pide mayor seguridad en las calles, a la par que se empiezan a organizar Comités de Vigilancia entre los ciudadanos.

¿Quién es el culpable de las muertes? ¿Cuáles son sus motivos? ¿Por qué ese ritual macabro? ¿Hay algún patrón entre las víctimas? ¿Se conocían? ¿Es cierto que el culpable tiene conocimientos médicos?

Este Enigma será uno de los veinte que aparezcan en el playset de Providence, donde algunas cosas inexplicables relacionadas con los Mitos de Cthulhu tienen cabida.