¿Qué es lo qué busco en un juego?

Las opiniones siempre son subjetivas. Si nos regimos por la teoría del conocimiento tradicional (anterior a Kant) la opinión es la propiedad de las percepciones, argumentos y lenguaje basados en el punto de vista del sujeto, y por tanto influidos por los intereses y deseos particulares del mismo, sin dejar de pensar que las cosas se pueden apreciar desde diferentes tipos de vista. Esto a la hora de comprar un producto (y un juego lo es) también condiciona. La asepsia total no existe. Si nos ponemos a bucear por internet en busca de ese juego de mesa que nos llame la atención y cubra nuestras necesidades daremos con un catálogo extenso. En ocasiones, inmenso. Ninguna información, por muy factual que sea, queda totalmente libre de las impregnaciones ideológicas, filio-fóbicas o culturales. Entonces, ¿cómo saber qué juego comprar para tu ludoteca? No os engañéis, no existe ni hay una fórmula mágica. Cada uno tendrá la suya. Y todas son estupendas e igualmente respetables.

Yo voy a contaros en la actualidad (porque una de las variables que también influye es el espacio-tiempo), qué es lo que más valoro y busco en un juego. Antes de comprar un juego siempre reviso este pequeño cuestionario.

Coste. Yo dedico una pequeña parte de mi capital al ocio (cada vez menos), así que lo primero que me pregunto es si necesito comprar imperiosamente ese juego (la típica pregunta qué juego salvarías si se prende fuego tu casa), o si por el contrario, tengo algún juego lleno de polvo en la estantería que podría suplirlo (sin demasiada dificultad). Cualquier juego que (en la actualidad) cueste más de 45€ (hace un tiempo era 30€, pero la subida generalizada de los precios ha subido el listón bastante), por norma lo suelo desechar (siempre hay alguna excepción, aunque trato de que sean las mínimas posibles). No quiero artículos de lujo (lo siento Anton Torres). Entiendo perfectamente que haya juegos que cuesten 100 o 200€, pero simplemente no están hechos para mi, que los compren otros. Si el dinero escasea, pues tiro de print-and-plays, que los hay muy buenos y baratitos; o tiro de saldos u ofertas.

Espacio. Esto parece una tontería, pero para nada lo es. ¿Dispongo de sitio en mi casa para poderlo almacenar en condiciones? Las pilas de juegos en mi habitación a veces llegan (literalmente) hasta el techo. Cuando la ludoteca comienza a ser inmanejable, este tipo de cosas son prioritarias. Así que juegos baúl, juegos que contengan mucho aire en su interior, etc. pasan a un segundo plano. No están hechos para mi.

Disponibilidad. ¿Esta disponible? ¿Lo puedo comprar en una tienda física o en una tienda online y tenerlo en mi casa como máximo en 24-48h? Si la respuesta es positiva, adelante. Lo siento, no soy de apoyar económicamente ningún proyecto no finalizado, así que desecho sistemáticamente los crowdfundings o las preventas que no me sirvan el juego en un corto plazo. Tampoco trago los falsos agotamientos de stock para generar una falsa sensación de desabastecimiento y que a las dos semanas se llenen (como por arte de magia) todas las estanterías de las tiendas. Ya no cuela.

Editorial. ¿De qué editorial es? Lo siento, pero la única forma que tengo de mostrar mi desacuerdo con la forma de funcionar o la política de una editorial es no comprar sus productos. Así que como cliente o potencial comprador, lo ejerzo a rajatabla. A esto podemos unir que tampoco suelo comprar juegos que contengan una cantidad significantes de erratas o de una editorial que no haga nada por solucionarlas.

Diversión. ¿Parece divertido? Parece de pero grullo, pero yo juego para divertirme. Además, tenemos una cierta edad y los gustos cambian. Así que por ejemplo, puedo afirmar que los juegos “hoja de excel” a mi no ya me divierten como antaño; si lo que quiero es gestionar “algo” crudamente, juego y lo hago en el mundo real cada día. Y así, decenas de ejemplos. Para mi un juego debe tener un alto componente social. Mientras juego me gusta poder charlar y hablar, contar anécdotas, chistes o chorradas. Cada vez me gustan menos los juegos que parece que estas examinándote de la asignatura de Análisis matemático III.

No coleccionable, no expansionable. Lo siento, pero ya estoy cansado de los juegos troceados para venderse como una línea de productos a lo largo del tiempo como campaña de marketing. Cuando compro un juego intento que sea un juego completo, o que al menos se pueda jugar sólo con el básico o el core. Al resto de productos no le presto la mínima atención. Si luego sale una expansión que lo mejora, pues enhorabuena. No la compraré, porque normalmente prefiero comprar un juego nuevo.

Mínimo despliegue. Yo suelo jugar en el bar, con un café. Así que cualquier juego que ocupa demasiado espacio desplegado o necesite de una mesa bastante grande, queda desechado. Intento dar prioridad a aquellos que sean portables, y se pueda jugar en una mesa cuadrada (y no rectangular). Si se puede jugar en la barra de un bar o de juepincho, es ya de nota.

Número de jugadores. Va enlazada a la anterior. En el bar solemos ser 2-3 jugadores (4 ocasionalmente), así que cualquier juego que sea para más jugadores deja de interesarme. Por muy bueno que sea, no voy a jugarlo nunca, así que para tenerlo en una estantería de mi casa cogiendo polvo tengo el precioso detalle de dejárselo al siguiente aficionado que quiera comprarlo en la tienda. Unido a esto también suelo adquirir juegos que creo que son del gusto de todos del grupo. Esto me condiciona y mucho. Los juegos los compro habitualmente para jugarlos con mis amigos, así que si se de buena tinta que ese tipo de juego no le va a gustar a fulanito, simplemente paso de él. Y no me refiero a temáticas, nosotros le damos a cualquier cosa.

Escalabilidad. Sí, esto también es importante. Quiero un juego que escale bien en el rango de 2-4 jugadores. Que si alguien falta no se resienta ni cojee, ni haya efectos bola de nieve, kingmaker o kingmaking.

Duración. Máximo 90 minutos. Si puede ser la mitad, mejor. No tengo paciencia, ni ganas de pegarme 6-8 horas jugando del tirón a un juego (ya no hablo de meses). Esa época ya la he pasado.

Interacción. En un juego también busco que haya interacción (especialmente si es es para 2 jugadores). Hay juegos muy buenos, que ganarían muchísimo más si hubiera muchísima más interacción (me viene a la mente, por ejemplo, 51st State Master Set). No entiendo el juego multisolitario, en el que no tengas que estar pendiente de lo que hacen tus oponentes. Para eso juego el en PC a cualquier videojuego de estrategia o puzzles de moda.

Rejugabilidad. Esto creo que se valora demasiado en el mundillo lúdico y es una variable que está completamente sobrevalorada, y más teniendo en cuenta que a la hora de la verdad pocos juegos superan las 10 partidas. También odio el concepto de rentabilidad (los juegos no se deben medir por número de partidas, sino por la calidad de las mismas). El mercado editorial o lúdico está enfocado cada vez más a que tengas que comprar novedades y gastarte los cuartos cada mes, así que no da tiempo a probar y jugar a todo lo que se debiera. Si un juego es bueno, me gustaría que además no me cansará nunca de jugarlo. Recuerdo con nostalgia esas partidas de juventud en mi club al mismo juego todas las tardes durante años (Civilization, Machiavelli, Diplomacy, etc). Eran otros tiempos. No se si mejores, pero sí diferentes.

¿Qué es lo que más valoras en un juego a la hora de comprarlo? ¿cuáles son tus gustos? ¿alguna manía, fobia o filia que quieras compartir?

Entradas relacionadas

3 Comentarios en “¿Qué es lo qué busco en un juego?

  1. No soy de hacer listas, soy muy volátil.
    Estos son los últimos que he jugado, me han gustado y cumplen casi todas las premisas.

    Para 2-4 jugadores:
    Space Race: The Card Game
    Colonos del Imperio / 51st State Master Set
    Versailles (el de Pau Carles, para 2 jugadores juego con mi variante)
    St. Petersburg
    Mykerinos
    Samurai (el de Reiner Knizia)
    Splendor
    Caylus Magna Carta
    Keltis, el camino de piedras (Keltis: Der Weg der Steine Mitbringspiel)
    Thunderstone Advanced (con escenarios propios)
    Smash Up!
    Havana

    Si estamos al menos 3 jugadores:
    Spyrium
    Big Manitou
    Wyatt Earp
    L’Esprit de Marie Antoinette
    Cosmic Encounter
    Tiny Epic Galaxies
    Zendo (para icehouse)
    Santiago de Cuba
    Captain Park’s Imaginary Polar Expedition
    Los Inseparables

    Solo para 2 jugadores::
    Battle Line
    Blue Moon Legends (el tablero, dragones y cristales prescindibles o sustituibles por monedas)
    It’s Mine
    Homeworlds (para icehouse)
    Pixel Tactics
    Patchwork
    Wizard Kings (con escenarios propios)
    Le Havre: The Inland Port
    Star Wars: Empire vs. Rebellion / Guerra Fría: CIA vs KGB
    Royals (el de Jackson Lin)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *