Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Sherezade’

Schehrazada y la lámpara maravillosa (variantes)

Viernes, 27 de enero de 2012

Schehrazada y la lámpara maravillosa

Hace unos días liberé el primer prototipo de Schehrazada y la lámpara maravillosa, para que la gente que quisiera pudiera echarle un vistazo y jugarlo. Pues bien, hoy os pongo tres variantes de juego que recomiendo utilizar en las primeras partidas, en cualquier combinación, juntas o separadas, de esta manera se rebaja la dificultad del juego.

Cuentos inconclusos. Cuando cuentas un cuento exitosamente lo que se hace es eliminar todas las cartas de ese color para “ese cuento”: el set completo y las cartas inmediatamente anteriores del mismo color; si hay cartas del mismo color en cuentos anteriores (sucesiones de cartas), esas permanecen. De esta manera, tenemos una nueva oportunidad para utilizar las cartas jugadas para el cuento previo, que vuelven a tener validez, y pueden servirnos para terminar su cuento. Por contra, el Ifrit siempre eliminará una carta. Aún así, solo puedes narrar un cuento de cada color como máximo, o lo que es lo mismo, uno de cada tipo.

Protagonistas del cuento. Los personajes de Alí Baba, la Princesa, el Santón y el Sultán son personajes especiales, comodines, y protagonistas de su cuento. Cuando se juegan permite ejecutar cualquiera de las acciones del juego sin coste alguno (robar, revelar, buscar, superar, recuperar o intercambiar). Hasta que vuelva a diseñar las cartas si quieres subraya sus nombres para recordarlo.

Lugares especiales. Los lugares de Baghdad, Damasco, Lhasa y Masqat son lugares especiales. Cuando juegas uno de estos lugares en un cuento permite recuperar y volver a añadir las cartas de la Reina Schehrazada que haya en la pila de descartes al mazo de robo. Hasta que vuelva a diseñar las cartas si quieres subraya sus nombres para recordarlo.

Juegos de Mesa, Proyectos , ,

Schehrazada y la lámpara maravillosa

Sábado, 26 de noviembre de 2011

Schehrazada

Un vengativo sultán, de nombre Schahriar, dolido por la infidelidad de su esposa, ordena su ejecución. Para no volver a sufrir semejante afrenta, decide que cada tarde se casará con una bella mujer y la ejecutará al amanecer del día siguiente. El decreto empieza a cumplirse, por lo que cada vez hay menos voluntarias a convertirse en reinas por un día. Así le llega el turno a Schehrazada, una joven muchacha que se niega a aceptar ese destino atroz, así que urde un plan para evitar su muerte.

Para aplazarla, Schehrazada resuelve cautivar la atención del rey a lo largo de mil y una noches con historias que las gentes de Oriente se han contado, de boca en boca, durante muchos siglos. Para ello, relata una historia asombrosa, y el sultán queda atrapado por la trama, pero la joven reina interrumpe la narración antes de acabarla. El sultán encandilado decide perdonar su vida un día más para así escuchar el final de la historia al día siguiente. Con este esquema, ella continúa noche tras noche, se suceden los prodigios: palacios que vuelan por arte de magia, genios descomunales encerrados en pequeñas botellas de cristal, alfombras mágicas, viajeros que encuentran a su paso una misteriosa ciudad de bronce…  hasta que por fin, después de 1.001 noches, el sultán cede e indulta a la joven, que desde entonces se convierte en una esposa feliz.

Schehrazada y la lámpara maravillosa es un juego narrativo que tenía en el cajón acumulando polvo, como estos días he sido absorbido por el Onirim, he decidido simplificarlo (mucho) y utilizar algunos mecanismos parecidos que me han gustado bastante. Os dejo un primer prototipo del juego (lo voy actualizando), por si alguien puede o quiere sugerir cosas. Se abre el brainstorming (lluvia de ideas).

Juegos de Mesa, Proyectos , ,

Sherezade y la Lámpara Maravillosa casi a punto

Domingo, 7 de septiembre de 2008

Sherezade y la Lámpara Maravillosa

Hoy estuve trabajando en Sherezade y la Lámpara Maravillosa, mi próximo juego narrativo. Llevaba como 4 o 5 meses parado y sin dedicarle nada de tiempo, así que hoy me puse las pilas y empecé a revisar y pulir todo.

El proyecto esta bastante avanzado, aunque creo que hay que pulir todavía la mecánica de juego para que sea mucho más robusta, ya que hay puntos que no me convencen del todo. También tengo que reducir el manual a menos páginas (me ha salido un tocho de cuidado).

Si logro sacar tiempo los próximos días (cosa poco probable dado a la esclavitud laboral en la que estoy envuelto, no obstante) calculo que en un mes tendré una versión beta de prueba.

Mi intención era llevarla a las 24h de Sabadell (Fran F G me dijo que quería probarla) para hacer unas partidas de playtesting (demostración sería decir mucho), y espero que me de tiempo de retocar todo para entonces. Esta es mi prioridad ahora.

Os pongo las fuentes de inspiración, para que os hagáis una idea de por donde van los tiros:

  • Polaris de Ben Lehman. La idea de narración compartida y reparto de autoridad la tomé de este romántico juego.
  • Mil Cartas en Blanco (o Mil Cartas Blancas) de Nathan McQuillan y Riff Conner. Sobre todo, la idea de ir jugando con mazos de cartas en blanco y el poderlas dibujar conforme va avanzando la partida.
  • Érase una vez… de Richard Lambert, Andrew Rilstone y James Wallis. La idea de concepto de juego narrativo de contar cuentos con un motor de cartas.

No pintan mal las cosas, si logro hacer algo jugable y divertido creo que puede estar incluso mejor que “El Club de los Martes” (y para mi eso es decir mucho).

Proyectos

Sherezade y la Lámpara Maravillosa

Domingo, 24 de febrero de 2008

Sherezade y la Lámpara Maravillosa

Ayer estuve haciendo varias pruebas de maquetaciones diferentes para el juego narrativo en el que estoy inmerso en las últimas semanas. Al final, tras hacer varios bocetos, el que más me ha gustado ha sido en formato apaisado (para el cual me he fijado en juegos como el Agon y La Sombra del Ayer).

Espero que tanto el estilo como las fuentes elegidas sean claras y legibles, que el objetivo final. Aún así, diré que todavía no es la maquetación definitiva, pero si que irán por ahí los tiros.

Proyectos

Busco playtesters para Sherezade y la Lámpara Maravillosa

Viernes, 15 de febrero de 2008

Busco grupos de 3 de jugadores que vivan en Zaragoza que quieran participar como playtesters de mi juego narrativo Sherezade y la Lámpara Maravillosa.

Yo no dispongo actualmente de sitio para poder jugar las partidas de demostración, así que se valorará muy positivamente el que dispongan de local propio o pertenezcan a algun club.

Interesados dejad un comentario.

Proyectos

[Proyecto AN] Alfaquí

Domingo, 13 de enero de 2008

Un alfaquí es un experto en el fiqh, o jurisprudencia islámica. Alfaquí significa entre los musulmanes, doctor o sabio de la ley, aunque ley no tiene un significado tan preciso como jurisprudencia para traducir la voz árabe fiqh. Fiqh significa literalmente “entendimiento” y en su sentido islámico jurisprudencia, ya que la comprensión del Corán y la Sunna servía para determinar las decisiones legales.

Y esa será precisamente su misión en el juego, resolver cualquier conflicto o controversia surgida a lo largo de la partida, o en particular, serán los encargados de decidir el destino de una escena, tomando en cuenta las evidencias o pruebas presentadas a través de las cartas narrativas y apoyadas por los discursos a favor o contra, por parte del protagonista y antagonista.

En el juego habrá dos alfaquíes, y serán los jugadores sentados a diestra y siniestra del protagonista (cuentista).

Proyectos

[Proyecto AN] Introducción

Martes, 8 de enero de 2008

Schehrazada

En donde el narrador se presenta a sí mismo y explica las razones de su juego.

Me presento a los lectores. Mi nombre es Sir Richard Francis Burton. Para quienes no me conozcan, cosa poco probable por otra parte, pasaré a detallar mi distinguido currículum. Fui nombrado en 1866 caballero (sir) de la orden del imperio británico, cuando la Reina Victoria tuvo a bien condecorarme, en reconocimiento por mis servicios al imperio. El primer Ministro me encargó a su vez la tarea de velar por los intereses de la colonia de ciudadanos británicos, como cónsul en Damasco (1869), Trieste (1873), Santos y Fernando Poo. Ejercí de explorador de la Royal Geographical Society (RGS) y junto a John Hanning Speke viajé a África donde descubrí el lago Tanganica. También viajé por los Estados Unidos y parte de Brasil. Soy cofundador de la Sociedad Antropológica de Londres junto al Dr. James Hunt. Y dado mi don de lenguas, ya que si no lo sabes, hablo y domino veintinueve lenguas europeas, asiáticas y africanas, he destacado como traductor, y gracias a mi, el imperio británico, y por ende el mundo, me debe la primera traducción integral al inglés de Las mil y una noches y del Kama Sutra; soy reputado orientalista, y como no, héroe británico.

En mi juventud, expulsado de la Universidad de Oxford por indisciplina, si bien podría tratarse de una mancha en mi expediente fue justamente lo contraro, ya que movido por un ardiente deseo de aventuras, gracias a ello conseguí la aprobación de la Royal Geographical Society para una exploración de Oriente; consiguiendo además, no si antes pedir ciertos favores, la autorización del Consejo de Administración de la Compañia de las Indias Orientales para un permiso indefinido del ejército, como suboficial en el 18 Regimiento de Infantería de Bombay. Años más tarde confeccioné los mapas de la zona colindante al Mar Rojo por encargo del gobierno británico, interesado en el comercio con la zona, lo que me hizo obtener el agradecimiento de varios políticos. El tiempo que pasé en el Sindh me preparé lo mejor que pude para mi Hajj (peregrinación a La Meca y, en este caso Medina), y mi estancia durante siete años en la India, desde 1842 a 1849, me sirvieron para familiarizarme bastante bien con las costumbres y el comportamiento de los musulmanes y los pueblos orientales. Fue precisamente este viaje, iniciado en 1853 el que me hizo uno de los hombers más famosos de Inglaterra, y por ende en todo el mundo. Viajé en solitario para conocer la Meca, para lo que tuve que prepararlo minuciosamente, ya que mi vida peligraba en ello. Me tuve disfrazar de árabe, e incluso hacerme circuncidar para reducir más el riesgo de ser descubierto, proeza sobre la que escribí mi relato en “Mi Peregrinación a la Meca y Medina”.

Sin embargo, la doble moral victoriana me desagrada y disgusta en demasía. He sido frecuentemente denostado por la puritana sociedad británica por mantener puntos de vista poco ortodoxos sobre la sexualidad femenina y la poligamia, así como por haberme desposado con una ciudadana católica, francesa para más inri.

Todos mis viajes por el lejano oriente me permitieron conocer de primera mano, diversos cuentos populares, anécdotas y fábulas de origen persa, árabe, hindú y egipcio, recopilados y transmitidos oralmente a lo largo de los siglos de los siglos. Así que allí fue precisamente donde conocí “Las Mil y una Noches”, los mil y uno mejores cuentos de todos los tiempos, con permiso de Hans Christian Andersen. Con la publicación de este juego narrativo que tienes en tus manos (que aquí dedico humildemente a las dos personas más importantes que en él aparecen: a saber, yo mismo y a la memoria del califa Harun al-Rashid) pretendo proporcionar a aquellos que hablan y denostan a mis espaldas para que se cuenten entre ellos, refugiándose en la privacidad de su hogar, historias asombrosas sin que sea necesaria mi presencia, y puedan evadirse de sus problemas cotidianos y de sus barreras sociales sin tener que dar explicación de ello a nadie. Pues precisamente de eso trata este juego narrativo. Este es un juego de contar historias, cada una de esas historias estará basada en “Las Mil y Una Noches”, y no hay ningún límite para la imaginación. Disfruta con todas ellas y las que tú te inventes.

Proyectos