logo

Panel de agradecimientos

Mostrar los mensajes que están relacionados con el gracias. Se mostraran los mensajes en los que te dieron un agradecimiento otros usuarios.


Mensajes - Lapu

en: 17 de Octubre de 2021, 20:14:58 1 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

.- Las habilidades especiales son cambiantes, se basan en cartas que escoges y no en una habilidad fija como en el DS.
Ahá, como en los euros con habilidades asimétricas que no te gustan.

Es interesante, no sé cuantas habrá pero es una idea muy chula.
Ahá, como en los euros con habilidades asimétricas que desprecias.

Como ocurre en el original, esta asimetría es elegante y dota a cada animal de una habilidad que se puede usar para sumar unos puntos o molestar al rival pero que no es abusiva y además tiene elegancia dentro de la partida
Ahá, como en los euros con habilidades asimétricas que no te llenan.

no como en otros juegos que vienen de Italia.
¡Gol en Las Gaunas! ¡Cabezazo a la red del central visitante!
Cómo te ibas echando arena encima durante todo el párrafo, qué bien te has dado cuenta y qué mal ataque a la defensiva. Vaya reptil la tía Geles... Vete a tomar el sol con los lagartos caníbales esos.

Un tipo en su primera partida:
1- no muy bueno jugando a euros, más bien regulero,
2- hasta que juega la carta Asteroide (esto desata el final de la partida) no sabe lo que hace,
3- no lee las cartas para no volverse loco ni caer en el AP
4- gana
5- Lo siento, pero no me cuadra. Ese juego no puede ser tan bueno como dices.
1- Te quieres poco.
2- Sí, sabes que estás jugando a poner más cubos que los demás en los hexágonos buenos. Es la opción más inmediata y viable para ganar muchos puntos.
3- Es menos divertido que intentar preparar pirulas con las cartas, pero también vale.
4- Enhorabuena. El crustáceo jugó muy mal y el reptil se emborrachó de falsa ventaja. ¿Ves? Juegas bien. Vuelve al punto 1.
5- Lo único que le flipa a Gelete que es bueno de verdad es la Gulden Draak.
Os recuerdo que existe la función de ignore en el foro, así no tenemos que leer los post de los usuarios que nos caen gordos.

Pero entonces se te queda la conversación coja ¿no? Te pones a leer a los que no has bloqueado contestando cosas que no puedes ver porque están bloqueadas. No lo he hecho nunca pero me parece poco práctico. ¿Funciona así de verdad? Perdón por el offtopic.

en: 27 de Septiembre de 2021, 21:04:10 3 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Ah, vale gracias, pinta bien. Es que pensé que eran siglas

Correcto. Te lo han indicado bien.
Por curiosidad, creo recordar que Q.E. viene de Quantitative Easing. Alguna práctica económica que desconozco en profundidad. Pero vaya, el juego se llama Q.E. de forma oficial.

en: 26 de Septiembre de 2021, 23:00:40 4 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Hoy he vuelto a jugar un Blood Rage después de un par de años sin tocarlo. 4 jugadores. Un novato y los otros dos ya lo habían jugado antes, pero no mucho.

Partida con muchos lloros por parte de los cuervos y los lobos. Los lobos han cogido la delantera en puntos y parecían el rival a batir. Yo, con las serpientes, he salido detrás como alternativa a la victoria. Mis dos primeras jugadas han sido bajar dos refuerzos de clan: el que abarata coste de bajar futuras mejoras y el que permite invadir con un guerrero gratis cuando invades con una figura cualquiera. Eso ha puesto en estado de alarma a los demás, que se han echado las manos a la cabeza y agitado el ambiente en mi contra. En la práctica, nada más lejos de la realidad. Tras un par de malas batallas para los cuervos, sus lloros han aumentado hasta tal punto de afirmar que estaban fuera de la partida y con cero opciones de victoria. Los osos han ido tirando de su culo pesado como han podido pero en la tercera era se han venido abajo porque les ha salido mal todo lo que les podía salir mal.

Los cuervos llorones se han hecho durante la tercera era con el combo de cartas de la partida: serpiente + 12 PV por barco destruído + invadir con figuras muertas. Éste ya lo había sufrido yo hace años y es uno de los combos "rotos" conocidos en BGG. La serpiente le estaba sirviendo de bastante poco hasta ese momento. Cuando ves lo que tiene montado basta con dejarle libres las dos provincias adyacentes al fiordo donde monta la fiesta con barco + serpiente. Que se las gane, permanezcan sus navíos sanos y salvos y no pueda tirar de combo infinito para generar PV de 24 en 24. Bueno, pues no. La peña empecinada en ganar los saqueos y él disfrutando de sus derrotas. El resultado ha sido una victoria aplastante por su parte 145 (cuervos)-118 (serpientes)-110 (lobos)-87 (osos). Dar por culo con los lloros para acabar así...

Al lobo casi le sale bien el truco para pasarme por la derecha. Ha jugado el Trono de Odín que duplica puntos por misiones cumplidas, pero ha fallado en la misión que ha elegido. Un mal movimiento antes de agotar rabia y tener que pasar, le ha hecho perder la mayoría en una región. Yo he ido remando poco a poco con lo que tenía, bastante bien pero sin ser espectacular. Mi highlight ha sido jugar mejora de líder de tercera era, que permite subir todos los stats de clan si saqueas con éxito con el líder. Un saqueo menor, seguido de un saqueo exprés en Yggdrasil donde he volcado todo mi potencial de ataque, ha sido todo lo que he podido hacer durante la tercera era. Ha subido mis stats a 40PV totales y luego me he dedicado a intentar morir para sacar provecho de mi mejora de clan que otorga 3 PV por cada figura que retorne del Valhala.

El juego me sigue dando las mismas sensaciones de siempre: frustración y diversión a partes iguales. Pese a llevar muchas partidas a mis espaldas, se me da fatal, no aprendo. No se puede saber el roto que te hace alguien con una carta de batalla que no esperabas en ese momento preciso. De ahí se sale como se puede y hay que intentar reponerse sin bajar los brazos. Timing crucial. Escoger tus batallas, decisivo. Encajar golpes, necesario. Parte de la frustración desaparece cuando todos los jugadores conocen las cartas. Así se puede draftear en consecuencia sabiendo qué ingredientes lleva el pan y el juego se convierte en un marcaje al hombre más tenso. El famoso "yo es que no sabía que esa carta existía" lleva a experiencias traumáticas.





Luego hemos jugado un Q.E., uno de mis fillers favoritos. Un juego de apuestas muy rápido, tenso y original. Siempre es un placer jugarlo y hoy ha vuelto a cumplir con creces. Mucha risa nerviosa. Top.

en: 20 de Septiembre de 2021, 00:18:05 5 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Ayer jugué a Dominant Species: Marine a 4 jugadores.

Debut para todos aunque los otros tres ya habían jugado al DS original. Yo no, así que iba con las reglas del Marine miradas y con cero prejuicios comparativos con su hermano mayor.

Partida marcada desde el inicio porque me fui con los PV a Sebastopol y nadie me cogió.

Reptiles 275
Crustáceos 195
Peces 167
Cefalópodos 148

Y eso ocurrió porque mientras los demás se entretenían en coger elementos, hacer wanderlust y especiarse sin parar, yo fui a machacar lo que daba puntitos. Mucha evolución puntuando cartas brutas y, sobre todo, tener la carta de supervivencia más de la mitad de la partida, puntuando mi presencia en 5 o 6 vents en cada ocasión. Es decir, 15 o 21 PV cada vez que se puntuaba la supervivencia. Los peces se dieron cuenta al final y, en una migración masiva, me quitaron el monopolio, pero ya andaba yo unos 100 PV por encima de los demás y quedaba poca partida.

------------------------

Al final me quedó una sensación amarga porque no me gusta que haya tanta diferencia de puntos. Prefiero perder pero que esté mucho más reñido y que cualquiera pueda ganar en cualquier lance. Rememorando la partida a lo largo del día de hoy, creo que se debió a falta de experiencia o incluso la "confusión" por parte de mis compañeros de mesa, que seguramente pensaban que funcionaría igual que el Dominant clásico. La mecánica de colocar peón sólo por la derecha o por debajo de los que ya tengas en el display me parece muy original dentro de la resobada colocación de trabajadores. Hubo varios momentos de tensión y puteo quitándonos acciones. Creo que es un juego un poco loco, donde hay que aprovechar los golpes de fortuna: una resiembra con fichas propicias, una carta de evolución que te pilla perfecta, una fase de extinción en el peor momento... Y justamente esa fantasía que dan las cartas vuelve a hacerlo atractivo, para que no sea un mero muevecubos para generar mayorías. Ya existe El Grande. No necesitamos dos iguales. El tiempo dirá si es un festival de injusticia o una juego astuto donde se premia al que mejor preparado está en el momento idóneo. A mi me ha dejado con muchas ganas de repetir, que no es poco. Muy buena señal, de hecho. Ahora ya saben que, aunque los vents puntúen menos que una mierda en sí mismos, hay que invertir en ellos para no dejarle la carta de supervivencia al mismo animal durante toda la partida. Eso fue un abuso.

en: 13 de Septiembre de 2021, 00:34:26 6 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Hoy partida a 3 de Brass Birmingham. Es un juegazo y me encanta, pero se me da de pena. Quedé segundo porque el otro jugador es bastante novato, pero tremenda paliza por parte de mi novia. Se le da mil veces mejor que a mí, lo cual está bien porque suelo casi todos los demás juegos, y si no se acaba frustrando.
Con esta van 8 partidas, aunque aún no lo he podido probar a 4.

Pues mira, justamente hoy también he jugado a Birmingham a 3. Un novato, el dueño del juego que lleva unas poquitas y yo, que iba iba a por mi cuarta partida. Al original ya le he metido unas 20 y estoy hecho al sistema de juego, pero con el mapa y las fábricas del Birmingham tengo mis dificultades. He ido fuerte a cajas porque todavía no lo había intentado y no me ha salido nada bien. No les tengo cogido el tino. El novato ha ido a algodoneras y se le ha dado bien para ser su debut. No ha quedado tan lejos de mi. El dueño del juego ha ido a por potteries y ha reventado la partida quedando unos 30 PV por encima de mi. 183-152-146.

Algo que siempre he alabado del BB, como es la aleatoriedad de los mercados, hoy no me ha gustado. Han salido muchos mercados vacíos y los otros, bastante focalizados, de forma que cada uno buscaba su esquinita del ring para entregar al exterior sin tocarse mucho con el vecino. Al final ha habido fricción y putadas, sobre todo con la carrera por usar la cerveza, pero no tanto como esperaba. Con el dinero, salvo los primerísimos turnos, apenas ha habido problema.

BB tiene cosas muy buenas en las que moderniza a Lancashire. De hecho, yo estaba por la labor de convencerme de que BB era incluso mejor que BL: más tipos de fábricas, aleatorización de los mercados, encarecimiento de la colocación doble de vías, etc. Tras la partida de hoy, me tiro de nuevo para atrás y favorezco claramente Lancashire por encima de Birmingham. Más apretado, más tenso, más cruel, más directo. Fomenta los mejores valores del sistema Brass, que brillan sí o sí en cada partida en vez de dejarlos en manos de un setup aleatorio. Aún con todo, dos juegos sobresalientes. Y quizás esté equivocado y una siguiente partida me vuelva a hacer cambiar de opinión.

--------------------------

También hemos echado una a Tekhenu. Ya habíamos jugado todos antes mínimo una vez hace poco. Partida muy rápida. Una estrategia basada en estatuas y un poquito de templo ha vuelto a dominar la puntuación final. En esta ocasión he ido a sacar muchas casas al borde del templo, ya que mi decreto inicial lo fomentaba. Lástima que apenas he comprado cartas de tecnología que me dieran beneficios recurrentes a largo plazo, algo que me gusta mucho hacer. Por suerte, mi nivel de felicidad al final del juego me ha permitido hacerme con dos decretos extra (coleccionando un total de 4) que me han pegado un empujón final para acercarme al ganador, el "coloca-estatuas", contra el que nada pudimos hacer... pero casi.  96-88-67

Décima partida, sin contar las del modo solitario. Sigue gustándome mucho, no se me cae, no decepciona. Junto con Troyes, uno de los juegos de draft de dados que más me motiva jugar ahora mismo. La expansión ya está encargada.
Yo creo que la elección del juego a jugar y reticencias del resto del grupo se suele deber a las partidas al mes que jugamos cada uno. Si juegas mucho te de un poco igual que algunas partidas sean a juegos en el que tengas poco interés o no sea tu estilo. Nosotros de media jugamos unas 30-40 partidas al mes, por lo que si de vez en cuando toca algo que no guste pues da igual. Pero claro, si la media de partidas está más cerca de 5 o 10 pues no te apetece jugar a algo fuera de tu rango.

Enviado desde mi SM-A405FN mediante Tapatalk

Tal cual. Siempre lo digo. Si jugara muchas partidas, no me importaría dedicarle tiempo a juegos que me dan igual. Total, pronto llegaría el día de jugar a algo que me motivara. Normalmente juego una partida cada finde, quizás dos si quedamos pronto y da tiempo. Eso, contando con que un mes tiene 4 semanas, son entre 4 y 8 partidas al mes. Las 8 son una utopía, sinceramente. Pongamos una media de 5-6. Me apuesto el highlight de la semana. Mi afición principal. Mi dosis de serotonina para el cerebro.

Me cuesta mucho imaginar cómo llegáis algunos a las 40 partidas mensuales. Aún sin obligaciones como hijos pequeños o trabajo, que son la principal barrera para tener esas cifras, sale una media de 10 partidas a la semana. Las cuentas cuadran si se juega todos los días, si te machacas a fillers o si te encierras el finde a nada más que jugar. Un sueño tan húmedo como imposible de visualizar en mi caso. Y aparte has de contar con gente que esté dispuesta a llevar ese ritmo. Una locura.

en: 23 de Agosto de 2021, 20:44:52 8 KIOSKO / Pasatiempos / Re:Un encuentro inesperado.

Vaya carta de evento buena... ¿expansión para el Trickerion?

en: 22 de Agosto de 2021, 23:52:34 9 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Hoy hemenos jugado a Barrage + The Leeghwater Project. Tres jugadores. Sólo uno era nuevo pero ha venido con las reglas bien aprendidas.

Hicimos draft inicial quedando USA con la que permite construir conductos con hormigoneras, Francia con el que permite construir pagando pasta en vez de recursos y Alemania (yo) con la que te deja cumplir trabajos externos colocando los recursos en la rueda en vez de gastarlos.

Como se intuye en la foto final, me propuse a una estrategia un poco kamikaze desde bien pronto. Y es que me dediqué a saturar de bases la parte baja. Muy a gusto pagando 3 monedas o incluso saltándome este pago gracias a la tecnología avanzada que lo permite, la cual compré porque la loseta de puntuación final premiaba ser el que más tenía en zonas rojas (de pago). Mi objetivo con esta marcha imperial de bases no era tanto cazar buenos sitios sino desbloquearme los ingresos alemanes: 3 PV por la segunda base y 2 máquinas a mi elección por la cuarta. En la penúltima ronda puse la quinta y última base, dándome un espaldarazo extra de 7 PV inmediatos y otros tantos al comenzar la última ronda. Además coincidía que las bases eran la puntuación final de esa cuarta ronda. No llegué con mi producción de energía a poder maximizar los 20 PV pero sí unos muy ricos 12 PV. Sumando los 29 PV totales por los ingresos recurrentes de segunda y quinta base a lo largo de la partida... me dieron un buen chorrazo de PV al final.

Y lo demás fue producir poco y flojo. Mis dos bases de abajo a la izquierda se quedaron sin conectar. La de la derecha en las colinas fué otra mierda y la del medio otra vía para poder despejarme los ingresos. Esa la utilicé una única vez en toda la partida. Mi única forma efectiva de producir era mi base con elevaciones de abajo a la derecha, que esperaba que le llegara agua de la neutral en las colinas, a través del conducto rosa. Los contratos nacionales fueron para mis contrincantes. Francia desbloqueó su habilidad especial pero apenas le sirvió porque tenía dos sistemas potentes bajándole por la parte derecha del mapa. USA no llegó a hacer la tercera central. Yo la hice justo para activar la habilidad de Alemania un par de veces en toda la partida. No fue espectacular pero sí una buena ayuda.

Sus potentes producciones energéticas dándole liderazgo al final de varias rondas, junto a la adquisición de trabajos externos que otorgaban muchos PV, pusieron a USA como rival a batir, siempre por delante de los demás. No obstante, al final logré remontarle con mi maquinita de hacer PV por ser guapo y respirar aire. Me ayudó la tecnología de LVL III que da PV por construir centrales (12PV por la última) y el bonus de quinta ronda, que fueron 20 PV extra por haber hecho las 4 centrales y haber sobrepasado la producción de energía necesaria para puntuarla a tope.

Como comentario en relación a los edificios privados, yo no vi claro ninguno a largo plazo y pasé de ellos. USA construyó el que te permite cumplir contratos externos con dinero en vez de perdiendo maquinaria. Lo usó bastante. Francia construyó el que te da 5 monedas, que para su ayudante le venía bien.

Resultado final:
Alemania 120
USA 113
Francia 96

Una vez más, partida chulísima, tensa y llena de quebraderos de cabeza. Que para eso nos gustan los euros, para sufrir. O se llora sangre o no se ha jugado a un buen euro. Sin duda uno de los mejores títulos de los últimos años y uno de mis juegos favoritos.



----------

De relax nos hemos jugado luego un Deus. Debut para todos, pero yo ya lo había jugado 3-4 veces antes online. Lo cual no me ha servido para nada porque he sido vapuleado. Mucho buscar el combo correcto al empezar, mucha escasez de recursos, mucha ofrenda y mucho militar que se paseaba por ahí sin darme nada potente. Pocas cartas bajadas y poca presencia en el mapa. No me he construído ningún motor sólido mientras los demás tenían claro lo que hacer y han ido sacando provecho de lo suyo. Resultado final 54-52-41.

Un buen euro que te mantiene entretenido buscando los combitos de cartas, cerrando el paso a la gente en el mapa y colocándote de forma óptima para bajar jugosos templos. No me flipa como para prometer tenerlo siempre en la estantería pero cumple su función perfectamente, es rápido, satisface y me apetece seguir dándole caña en concepto de plato secundario de una jornada.
Para poner en contexto a los que nos lean, ya que él no lo ha dicho, A7VM y yo hemos jugado juntos ambas partidas. Por si sirviera para tamizar de algún modo nuestra opinión inicial del juego.
Segunda partida a 4 jugadores. Reforzando algunas cosas y debilitando otras... Veamos.

Lo que me sigue gustando:

Juego muy exigente. La pasta es fácil de gastar y difícil de conseguir. Es sencillo atrancarse y petar neuronalmente tras un severo tiro en el pie. La interacción parece que no está porque no hay bloqueos directos pero cada vez que te quitan un hueco de fábrica, te encarecen la compra de algo o te ponen vía donde la ibas a poner tú, hay gritos de dolor... La propuesta general del juego es justo mi droga perfecta de mecánicas y temática.



Lo que no me gusta tanto:

Soy un acérrimo amante de la fantasía en los juegos. Amplitud de opciones estratégicas, combinaciones y decisiones diferentes en cada partida para que el puzzle sea un reto personalizable en cada ocasión. Que el juego te obligue a releerlo y te permita redescubrirlo un poco con cada partida.

En las partidas con el mapa normal (las que hemos jugado) aparecen las 4 capitales en los mismos sitios. El resto de ciudades se aleatoriza, pero esas 4 son las que son y el juego propicia salidas u openings bastante teledirigidos. Creo que con el modo avanzado te pueden salir las capitales a tomar por culo y te obligaría a repensar la estrategia, lo cual puede sentarle muy bien. Independientemente de ésto, en el propio manual del juego se recomienda salir con una influencia igual o mayor a mínimo dos capitales y que una de tus dos primeras acciones del juego sea contratar trabajadores. A día de hoy es lo que más se ha hecho en mis partidas con buenos resultados y cualquier otra cosa evoca a experimentos con Coca Cola. No tiene por qué ser malo per se y dos de mis juegos favoritos como son Brass y FCM tienen aperturas muy definidas que hay que seguir sí o sí al inicio... pero ya es algo que me hace torcer el gesto un poco, sinceramente.

El caso es que, como digo, conseguir dinero es jodido y pasa por dos opciones principales: entregar recursos a las capitales y vender acciones de tu empresa. Los ingresos recurrentes al inicio de cada ronda son poquitos a no ser que pongas vagones de pasajeros y construyas todas tus estaciones, para lo cual seguro que ya está la partida en su tramo final. La segunda opción, la de vender participaciones, es rentable cuando has subido tu valor de empresa y has pillado contratos que te den inversores. Te puede dar muchísimo dinero pero te exige hipotecar tiempo y esfuerzo que no estás dedicando a otras cosas, además de tener que ir a buscar las ciudades con tokens de oportunidad (que pueden estar cerca de Viena o no) o martillear la acción de subir valor de empresa, que a su vez te hace bajar en influencia. Como desventaja final está la pérdida de dinero al acabar la partida por tener que pagar a tus inversores... y duele mucho. Además estás especulando con poder cumplir los contratos que te aportan inversores. Y si no lo consigues, estás muerto. La primera opción es la más viable de forma segura. Desde Viena hay una conexión doble a dos capitales: Sopron y Amstetten. Creo no equivocarme si digo que es prácticamente obligatorio asegurarse una de ambas conexiones, construir una fábrica de madera, piedra o acero en Viena y mandar un recurso a la capital. Eso te da un espaldarazo de entre 70 y 100 pavos que cae como agua de mayo. En esa tesitura, después de haber hecho la puja inicial por influencia, contratado 2-3 trabajadores y puesto una fábrica, ya andamos medio en bancarrota y ese dinero es justo lo necesario para seguir haciendo rodar la maquinaria con más fábricas, más envíos, más dinero, más conexiones, etc...

En un alarde de querer intentar cosas diferentes opté por retrasar mi conexión a una capital, no pudiendo entregar recursos, no ganando dinero y sufriendo el quedarme atascado. No lo haría de nuevo.

A partir de aquí sí que hay algo más de flexibilidad. He visto jugadores autosuficientes con sus fábricas que no han necesitado vender nada a inversores ni apenas comprar recursos al mercado general. Finalmente cogen los contratos que mejor cuadren con sus fábricas. También he visto un uso moderado de los inversores, dedicándose al final a construir las fábricas que necesitaban sus contratos. Ambas estrategias ganadoras o con serias opciones de ello.

Aún así, Imperial Steam es un juego que finalmente valora que tengas hecho lo que hay que hacer y parece estar más o menos claro, sin mucho margen para cabriolas locas o algún camino que nadie esperaba. Ganará el que mejor lo haga. En ese sentido he de reconocer que sí que deja un poso similar a Brass. Es muy bueno en lo suyo, pero esa negación de poder salirse por la tangente y tener que mirar todos el mismo prisma de casi la misma manera, es lo que me puede hacer dudar del juego. Repito, que igual un setup completamente aleatorio donde no haya capitales receptoras de recursos cerca de Viena, puede poner todo patas arriba y ser un reto genial.

Otro aspecto negativo para muchos jugadores, pero no para mi, es el esfuerzo de aprendizaje. El muro de escuchar la chapa. Ayer me tiré hablando una hora para contarlo a los nuevos y el amigo Asur el día de la primera partida lo hizo algo más rápido pero tampoco demasiado. Si lees el PDF de las reglas acabas antes. Si ya sabes jugar, realmente ves que son dos tontadas. No hay cosas rebuscadas, pero tienes que explicar varios conceptos y, si lo quieres hacer bien, se tarda. Los novatos pueden verse abrumados durante los primeros compases de la partida.

Y dicho esto, que no os engañe la torta de texto asociada a mis puntos negativos. Simplemente he intentado exponerlos de forma justificada y ordenada para que se me entienda y ayudar a los que no lo han podido jugar a decidir si puede ser un título para ellos o no. Es algo personal. Sigo queriendo jugarlo y explorarlo. No he perdido ni un ápice de interés en él.
juegos que escalan bien a 2 personas y que su desarrollo, no afecta en nada a la propuesta del juego ya que es indiferente que se juegue bien a este número de jugadores o superior.

Pues los referentes de mi colección con esa definición serían:
Railroad Revolution, aunque tú difieras, ya lo sé. Ya hablamos de ello.
Antiquity, cuya zona de juego escala en tamaño y la interacción, aunque importante, tarda varias rondas en aparecer... si es que los jugadores van a por ella.

En este grupo podríamos poner otro similar con una puntualización. Juegos que escalan bien a 2 y que su desarrollo sí que afecta a la propuesta del juego pero, aún siendo diferente, funciona perfectamente a 2.
Aquí hay cosas como Agrícola o Caylus, que dan una sensación diferente con más gente en la mesa, pero que a 2 jugadores funcionan de lujo. También Five Tribes, que jugado a 2 es prácticamente otro juego diferente en sensaciones, pero para mi igualmente válido. Sé que éste a ti no te vale porque no te gusta a 2, pero a mi a mucha gente sí que nos gusta y veo justo ponerlo como opción. Y, por supuesto,Grand Austria Hotel, que casi es mejor jugarlo a 2 que a 4. Algunos de ellos ya los habéis nombrado por aquí arriba. Creo que ha sido tigrevasco... Y justo mientras escribo aparecen en la lista de erizoalbino.

y/o aquellos juegos que pensáis no recomendaríais para jugarlos a 2 ya que pierden mucho.

Pues los de conflicto/logísitca en mapa, básicamente. Aquí voy a copiar a Patrafisic...

Brass: Birmingham: este sería un caso especial, porque disfruto mucho las partidas a dos y creo que escala perfectamente, PEROOOO es un juego que se disfruta muchísimo más a 3 y 4 jugadores.
Food Chain Magnate: se puede jugar a 2, pero se disfruta en todo su esplendor a 3 y 4 jugadores.
Barrage: todavía no lo he estrenado, pero me ha quedado bastante claro que a 2 jugadores, aunque se puede jugar, queda bastante descafeinado.

...que ha sido capaz de nombrar uno tras otro y en perfecto orden mis tres juegos favoritos. Beso en la calva para él.
Yo añadiría Age of Steam, Founders of Gloomhaven, Blood Rage, El Grande, The Great Zimbabwe y casi todo lo que tenga que ver con joderle conexiones al vecino o hacer mayorías.
No me he leido todo porque aun estoy dormido, pero tiene buena pinta, ya me lo leere con mas calma en otro momento pero si lo tubieras que comparar con varios juegos para comformar todo l oque es este, que juegos elegirias. (ejemplo: Brass+ Pan Am). Puedes poner mas de 2.

Hay varios de este rollo que no he jugado y cuya comparación igual es más acertada que lo que te pueda decir.
Tienes un mapa con ciudades y conexiones entre ellas que has de unir. Esto hace que mucha gente está comparándolo con Brass, pero ni de coña. Ni siquiera el mercado de recursos es comparable porque eso no es propiedad de Brass ni en Imperial Steam mandas allí las mercancías.

En Brass puedes tener varias "redes" independientes y empezar a construir en cualquier parte del mapa si tienes la carta adecuada. En Imperial Steam empezamos todos en Viena y hemos de ir todos a Trieste sin interrumpir tu caminito. Siempre así. Las bifurcaciones por el camino ya quedan a merced de cada uno. Probablemente elegirás ir por un lado u otro en función de la fuerza de trabajo necesaria para hacer la vía, en función de la bonificación que tenga la ciudad conectada o lo cerca que quedes de alguna capital... se me ocurre así a bote pronto. En ese sentido me ha recordado más a Railroad Revolution. Claro que aquí se construyen vías con recursos y no con dinero. Además en RR convivimos todos en armonía y aquí das pasta a otro cuando construyes donde él ya lo ha hecho.

También he visto a gente compararlo con Barrage pero no veo la comparación más allá de ser juegos donde se conectan cosas en un mapa y se pretende sabotear el avance del adversario. Aquí no existe el concepto de recurso común que te pueden birlar, como el agua. En Barrage puedes usar conductos de otros y en Brass conexiones. En Imperial Steam sólo puedes usar tus vías. A donde llegues, has llegado. Otro punto en común con Railroad Revolution.

También se le han sacado similitudes con Age of Steam. Bueno, más allá de la opción de enviar recursos de una ciudad a otra no hay pick ni deliver. No es el núcleo del juego, como sí lo es en AoS. No veo justificado decir "es como AoS", vaya. De nuevo, solamente puedes usar tus vías, así que el tejemaneje principal de usar vías adversarias y generar ingresos con eso desaparece.

Lo siento pero más que darte comparaciones te estoy tumbando las que vas a ver escritas. Justamente también eran las mías tras conocer el juego y abrir este post. Después de jugar, ya no tanto. Tiene sabor propio... y tampoco inventa nada ¿eh?
Bueno, pues como veo que Asur no se arranca lo hago yo, pero le dejo a él el tocho de calidad porque ya lleva mínimo 4 partidas. Asur, no falles. Escribe, golfo. Te tengo fichado y sé que lo haces a gusto y muy bien.

Ayer partida a 4 por TTS con Asurín, el experto, y 3 novatos entre los que me encuentro. Igual hay que impugnarle las tres partidas anteriores porque con los envíos a las ciudades estaba subiendo el track personal del emisor del envío en vez del track de la ciudad receptora  ;D :P

Ante todo debo confesar que, tras la anestesia neuronal de ayer, donde me fui a dormir incapaz de articular sensación ninguna, me he levantado hoy con unas intensas ganas de volver a jugar inmediatamente. Puede que sea porque el juego me gustó, puede que sea porque hice una partida de absoluta mierda y mi competitividad me lleva a querer superarme... o puede que sea por ambas. En cualquier caso, muy buena señal.

Las reglas pueden abrumar mientras te las cuentan (no tanto si las lees con pausa y atención), sobre todo la preparación del setup. Por suerte el módulo de TTS automatiza el proceso de forma espectacular. En el fragor de la batalla es mucho más sencillo entender lo que pasa y por qué. Nada rebuscado. No es tan fácil, sin embargo, aglutinar en la cabeza las opciones disponibles para llevar a cabo lo que necesitas. Intuyo que con el paso de las partidas se irá disipando este drama mental de jugador primerizo. Uno de los conceptos más difíciles de recordar es que para entregar recursos a las capitales, éstos han de estar en tus fábricas en el mapa (tabero central), no en tus trenes/almacenes (tablero personal). Y para construir vías has de usar los recursos de tus trenes/almacenes... pero no los de tus fábricas del mapa. Con una acción de las muchas disponibles en la fase central de elección de acciones se pueden llevar recursos de tus fábricas a tus trenes/almacenes.

El juego es duro. Más de lo que yo esperaba. El dinero escasea y se gasta fácilmente. Al menos si eres un difuso mental como un servidor o si te patean los tobillos como uno de los contendientes me hizo a mi. Porque el juego tiene interacción, ojo. Comprar recursos cuesta dinero, contratar nuevos trabajadores cuesta dinero, comprar trenes cuesta dinero, construir estaciones y fábricas cuesta dinero. Para salir de la indigencia económica has de generar ingresos con almacenes y trenes de pasajeros. También puedes y debes enviar recursos a las ciudades que lo requieran (generalmente las 4 capitales). Otra opción es vender acciones de tu empresa... tan lucrativo como peligroso. Y en esa curva murieron dos jugadores: yo, deshaucidado desde bien pronto, y uno de los que luchaba por la victoria final, que se bajó del carro in extremis por exceso de sonrisas a sus accionistas.

La interacción aparece en diferentes márgenes. Por una parte tenemos la opción de construir vías entre ciudades donde otros jugadores ya han colocado las suyas. Tendremos que pagarles dinero. También está el encarecimiento de recursos y fábricas conforme se van comprando. Habrá que tener en cuenta los huecos disponibles en el tablero para construir nuevas fábricas, que son limitados. También será relevante saber el bonus que te da llegar a una nueva ciudad con tus enlaces: un nuevo hueco para construir fábricas, saltos de influencia o "tokens de negocios" para canjear por ventajas suculentas. Cuando varios jugadores llegan a las mismas ciudades que demandan recursos, vendérselos antes que los demás les puede dejar con el culo roto. Finalmente tenemos interacción en la amenaza de que la partida acabe antes de las 8 rondas cuando mínimo un jugador consiga unir Viena con Trieste. Si llevas tu tempo de querer hacer un determinado número de cosas y no te da tiempo porque a un velocista le da por cerrar partida antes de lo que tú querías, adiós mundo.

Casi todo esto lo sufrí yo ayer y básicamente viene dado por compartir "ruta" con otro jugador. Si decides escoger un camino lejos de los demás, no sufrirás tanto. La competencia se paga. En un turno de la ronda 2, me quedé sin dinero pero con todo preparado para hacer una vía hacia una capital y entregarle uno de mis recursos. Esa venta me daría liquidez para seguir gastando en infraestructura y salir del hoyo. Bien, pues uno de los jugadores decidió construir la conexión que yo necesitaba. Cuando yo la quise hacer, debería haberle pagado un dinero que no tenía. Con lo cual tuve que dedicarme a hundir el hocico en el barro para sacar dinero. Para aquel entonces tuve que sopesar si me salía mejor irme a otra ciudad o qué cojones hacer, porque ya me estaba doliendo la patada en la entrepierna... únicamente por no haberme dejado una calderilla sobrante en el monedero para poder costearme ese solape de vías con el contrincante.

Y a partir de ahí, como poner vías es duro (necesitas recursos y trabajadores cualificados), no es fácil cambiar de estrategia y separarse del enemigo. En este caso concreto conviví con mi pesadilla toda la partida. Dicho jugador me fue trastabillando varias veces más por haberse hecho con el timing correcto y llevarme un capítulo de ventaja.

Otro punto interactivo es la influencia. No sólo la relativa entre los jugadores, que marca el órden de turno, sino la posición entre la de los jugadores y la de las capitales. Una entrega de mercancías a una ciudad, le subirá la influencia casi seguro. Eso puede hacer que algunos jugadores queden fuera de poder contratar trabajadores de esa ciudad... o en última instancia, ganar menos dinero al final de la partida. El dinero son puntos, vaya. Otro aspecto en el que fui a rastras todo el tiempo.

Muy importante también es saber cuándo hacer qué. En más de una ocasión elegí hacer una acción que podía haber hecho más tarde y la que necesitaba en ese momento la dejé pasar. Como consecuencia, otro jugador encareció lo que yo quería y, cuando quise ir al turrón, ya no tenía el dinero necesario.

Finalmente quería destacar la traca de fuegos artificiales al final de la partida. Por una parte tenemos un final indefinido que se puede acelerar antes de lo esperado si alguien conecta Viena y Trieste. Aquí tenemos en cuenta la posición ventajosa de alguien que decida finiquitar el juego antes de que sus perseguidores consigan lo que necesitan para poder ganar. Miedo e incertidumbre, que siempre vienen bien en un juego así. La segunda pedrada viene con el cumplimiento de contratos. Si nadie hace la conexión estrella en Trieste y la partida acaba, no se tienen en cuenta los contratos de nadie. En caso contrario, han de cumplirse todos. Los jugadores reciben dinero si los cumplen, pero ¡lo pagan! si no han podido cumplirlos. Y para más inri, están obligados a pagar a sus contrincantes por las conexiones utilizadas para llegar a Trieste, si ellos no han podido. Da igual si cumplieron contratos o no. Un dolor. El truco de magia final son los accionistas. Cada jugador perderá el 10% de su dinero total por cada accionista que haya usado a lo largo de la partida para financiarse. En mi caso concreto, que terminé con unos paupérrimos 600 pavos y utilicé 6 accionistas, sólo me quedé con el 40% de mi valor final, es decir, 240 sucios billetes que me garantizaron un último lugar a años luz de los demás. Cualquiera de ellos podría haber ganado o perdido en cualquier mínima decisión.

Mi impresión tras esta primera partida es querer jugarlo de nuevo y, muy posiblemente, hacerme con él de un modo u otro. Toca todos los palos que me flipan en un juego de estas características: mapa con rutas/logísitca, interacción, setup muy variable, economía dura, timing crítico, gestión de recursos y conteo de puntos final con sorpresas.

en: 02 de Agosto de 2021, 00:03:32 15 KIOSKO / Sesiones de juego / Re:Ayer jugué a...

Ayer volví a jugar. Esta vez a 4.

Empezamos con un Tekhenu, igual que el finde pasado. Dos nuevos, el que lo jugó el finde anterior y yo a por mi novena partida multijugador. Estaba casi convencido de que 3 es su número ideal, pero esta segunda partida a 4 casi me confirma que lo prefiero a tope de jugadores. Más de la mitad de los drafteos de dado provocaban alaridos en uno o más participantes. Un divertido ejercicio de sinceridad por parte de todos... Buen cachondeíto. La partida duró algo más de lo esperado por la explicación, dudas y el AP que provocaba tener que reaccionar con un plan B improvisado cada vez que te quitaban el dado que necesitabas para tu plan principal. Obvio, vaya. Justo eso es Tekhenu. El orden de turno y la importancia de equilibrar la balanza fue crítico. Quien más y quien menos miraba a ver si los demás estaban en 0 para saber qué dado tenía que coger para no ir último la siguiente fase. En una evaluación de la fase Maat a mitad de partida no nos percatamos, pero todos hicimos el equilibrio perfecto en 0 y tuvimos que desempatar por símbolo Ankh. Esta vez fui yo el que gritó de dolor. Única vez que me quedo en equilibrio y me toca ir cuarto.

La partida se desarrolló con el jugador rosa despuntando fuerte, con el morado un poco por detrás. Naranja y azul chupando mierda. Yo era el naranja. Un highlight importante para seguir jodiéndonos todos fue mi construcción de una casa al borde del templo únicamente para que el rosa no pillara puntos de sus pilares bien alineados. El colega casi golpea la cabeza contra la pared. Impagable.

El jugador azul, farolillo rojo, no hacía más que comprarse cartas de tecnología. Estaba claro que tenía el decreto que le daba 3 PV al final por cada una que tuviera. De pronto esa suma virtual de puntazos (finalmente 24) ya lo convertía en el enemigo a batir... en vez del rosa. Yo iba a muerte a estatuas con un par de casas al borde del templo. Los decretos del morado y el rosa no los tenía claros.

Estaba bastante deshauciado en PV, pero mis estatuas a los dioses me iban regando de felicidad, granito y oro... para sacarme del apuro. Mi generación de recursos era muy pobre. En mis dos dados finales y tras desvelarse un decreto que daba 4 PV por estatua construída a los dioses, tuve que girar el timón. Me quedé sentado encima de mis cuatro granitos para construír la última estatua y preferí aumentar mi felicidad con el primer dado para llegar a la zona de decretos y pillar el que había salido. Eran 16 PV frente a los 8 PV de construir mi última estatua.

Y en el recuento final llegó el infarto.
Morado 72
Rosa 92
Azul 97
Naranja 98

¡¡¡Yo había ganado!!!

... espera, se nos ha olvidado dar los 3PV al que quede primero en orden de turno y 2PV al segundo.
Bien, 2 para el morado y 3 para el azul, que me peina el tupé y gana por 100-98-92-74.

Y por mí ojalá jugarlo de nuevo el finde siguiente. No me cansa.

------------------------------------------

Después jugamos un Azul. No sé las partidas que le habría dado el dueño del juego pero intuyo que muchas. Yo lo jugué por segunda vez. La primera hace un par de años. Los otros dos escucharon la explicación allí mismo y se estrenaron. Ganó el dueño del juego por 77-69-53-34 dejándome a mi en un decente segundo lugar. Si él no hubiera cogido dos azulejos rojos en su último movimiento del juego para fastidiarme, habría ganado yo. Especulé con la posibilidad de hacerme la fila de 4 y completar todos los cuadrados rojos del tablero. Drafteo hater que me destruyó. Bien jugado.

Juego rápido, entretenido, puzzlero y con la mala leche de mirar lo que necesitan los demás para dejarles basura o quitarles lo que necesitan. No es lo típico que me seduce y me suelo comprar o proponer, pero mientras lo tienes en la mesa pasas un rato divertido. Repetiría a gusto como broche final de sesión.
Páginas: [1] 2 3 ... 40 >>